Demandan a una tienda por 54 millones por un “laptop” perdido

AFP
Raelyn Campbell, que trabaja para una organización sin fines lucrativos en Washington, dijo a la AFP que decidió demandar al gigante de la distribución de productos de informática Best Buy por la misma astronómica suma por la cual un juez demandó recientemente a una pequeña tintorería familiar por haber perdido sus pantalones.

“Una cosa es si una pequeña tintorería explotada por una familia pierde unos pantalones, y otra muy diferente si el principal vendedor de artículos de consumo de Estados Unidos no toma precauciones para proteger a sus clientes”, dijo Campbell a la AFP.

“Presenté la demanda con la esperanza de llamar la atención de Best Buy y poner de manifiesto los peligros de robo de identidad que uno corre cuando manda a reparar su ordenador”, explicó.

El año pasado, Campbell llevó su portátil de un año de uso a Best Buy, una cadena que tiene más de 1.300 tiendas en Estados Unidos, Canadá y China, para repararla bajo garantía y nunca volvió a verla. “Mi laptop y todo su contenido desaparecieron,” dijo Campbell a la AFP.

“Best Buy decidió no decirme lo ocurrido durante varios meses y cuando decidió hacerlo intentó darme una pequeña compensación, por un ordenador por el que pagué 1.100 dólares. “Después de varios meses de idas y venidas no he recibido ninguna compensación”, dijo.

Cuando consultó un abogado, éste le dijo que si había información personal en el ordenador, estaba en peligro de un robo de identidad. “No se trata de 54 millones de dólares por un ordenador perdido y su contenido. Se trata de 54 millones de dólares para motivar a Best Buy a tomar medidas para proteger a sus clientes de un robo de identidad.

Nissa French, portavoz de Best Buy, dijo que la empresa no podía hacer comentarios sobre el caso Campbell debido al juicio, pero envió a AFP la siguien declaración: “Sabemos que se le ofrecieron y pagaron 1.110,35 dólares por el costo del ordenador, y que también recibió un bono de 500 dólares por el inconveniente”. “Hemos hecho lo podíamos para averiguar cuál fue el error…”.

El caso debería ser tratado ante un tribunal el viernes, según Campbell.