Microsoft da un giro a su estrategia y anuncia más apertura de su “software”

Elmundo.es
Con esta nueva estrategia, Microsoft sigue los pasos del buscador Google, que ha logrado un gran éxito al animar a los programadores a desarrollar programas para sus propias aplicaciones.

De esta manera, la compañía permitirá a los desarrolladores “open source” (es decir, aquellos centrados en el “software” libre) “acceder a los protocolos de comunicación de sus sistemas operativos y aplicaciones para desarrollos que sean no comerciales”.

Para la distribución comercial, Microsoft licenciará las pattentes relacionadas en términos “razonables y no discriminatorios”, y “cobrará “royalties” bajos”.

Microsoft se ha propuesto poner en marcha cuatro principios, según anunció, como son “asegurar las conexiones abiertas, promover la portabilidad de datos, aumentar el apoyo para los estándares industriales y buscar un compromiso más abierto con clientes e industria, incluidas las comunidades de código abierto”.

En un primer momento, la compañía publicará en MSDN más de 30.000 páginas de documentación, e indicará qué protocolos están protegidos por patentes, cuyos derechos renunciará a cobrar, insiste, si los desarrollos posteriores son no comerciales.

Los nuevos principios anunciados se aplicarán en productos clave de la compañía como Windows Vista, Windows Server 2008, SQL Server, Office 2007 y sus versiones futuras.

Más interoperabilidad
“Nuestro objetivo es favorecer una mayor interoperatividad y una mayor posibilidad de elección para nuestros clientes y para los desarrolladores (de productos informáticos), al volver nuestros productos más abiertos y compartiendo aún más información acerca de nuestras tecnologías”, indicó el presidente ejecutivo de la compañía, Steve Ballmer.

“Durante los últimos 33 años hemos compartido mucha información con cientos de miles de socios en todo el mundo y ayudado a construir la industria, pero el anuncio de hoy representa una expansión importante hacia una transparencia aún mayor”, añadió Ballmer.

Todo un cambio
Microsoft, que está presente en más del 90% de los ordenadores del mundo gracias al omnipresente sistema operativo Windows, ha sido tradicionalmente criticada por una gran parte de la comunidad de desarrolladores, debido a su tendencia a controlar todos los productos nuevos en el mercado.

Además, durante los procesos abiertos por prácticas monopolísticas tanto en EEUU como en la Unión Europea, la tradicional falta de interoperabilidad de su “software” con los de la competencia ha estado siempre sobre la mesa.

Bruselas ha reaccionado de manera fría a este anuncio. La Comisión Europea, que desde enero de 2008 mantiene abiertas dos investigaciones sobre Microsoft, una sobre interoperabilidad y otra acerca de la inclusión de programas en el sistema operativo Windows, señaló que “toma nota” del anuncio de la compañía y que “acogerá con satisfacción cualquer avance sobre interoperabilidad”.

Sin embargo, Bruselas recuerda que este anuncio por parte de Microsoft “se ha repetido en cuatro ocasiones” anteriormente sin que se hayan registrado cambios significativos.