Instituto Nacional de la Juventud premió la trayectoria científica y el rendimiento académico Estudiantes del IVIC reciben Orden “José Félix Ribas”

Prensa IVIC
Ambas son egresadas de la Universidad Central de Venezuela (UCV), la primera como ingeniero agrónomo y la segunda en calidad de sociólogo. Las dos son apasionadas en su trabajo, un oficio del cual han aprendido a estudiar en profundidad los misterios de la vida desde diferentes puntos de vista. Tanto Dinora como Sonsiré están realizando sus estudios de posgrado en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y más recientemente fueron galardonadas con la Orden “José Félix Ribas” de parte del Instituto Nacional de la Juventud (INJ).

Dinora obtuvo la Orden “José Félix Ribas” en su Primera Clase correspondiente al área de Ciencia e Investigación, mientras que Sonsiré conquistó el Primer Lugar en la categoría de Rendimiento Estudiantil.

En el marco de la conmemoración de la Batalla de La Victoria y el Día de la Juventud (1814), cada 12 de febrero el Gobierno Nacional concede
esta distinción a jóvenes entre 14 y 29 años de edad que se hayan destacado en la academia, cultura, música, ciencia y tecnología y demás
manifestaciones artísticas y deportivas. La actividad se lleva a cabo en la Plaza José Félix Ribas de la ciudad de La Victoria, estado Aragua, donde en esta ocasión contó con la presencia del ministro del Poder Popular para la Educación, Adán Chávez, quien fue el encargado de entregar la medalla y el diploma de honor a los 25 galardonados de todo el país.

Entre anfibios y reptiles

Esta es la segunda Orden “José Félix Ribas” que Dinora recibe durante su trayectoria profesional. La primera, Tercera Clase mención Investigación, la obtuvo hace tres años atrás (en febrero de 2005) de parte del Ministerio de Salud y Desarrollo Social (hoy día Ministerio del Poder Popular para la Salud). Sin embargo, la emoción fue la misma. “Me sentí muy feliz, muy halagada, fue un acto muy bonito”, dijo.

En 2001 egresó de la Facultad de Agronomía de la UCV, donde tuvo la oportunidad de dar clases de Ecología Agrícola como profesora contratada.
Además, elaboró un inventario de reptiles y anfibios en un sector del Macizo del Turimiquire en el tramo oriental de la Cordillera de la Costa, y trabajó en una empresa consultora como analista ambiental. Al IVIC ingresó en septiembre de 2002 como Estudiante de Doctorado en Ecología, donde trabaja con anfibios (herpetología) bajo la tutoría de la Dra. Margarita Lampo, investigadora del Laboratorio de Ecología y Genética de Poblaciones del Centro de Ecología del instituto.

“Los anfibios están disminuyendo drásticamente a nivel mundial, principalmente en los países tropicales, hablamos de desapariciones
drásticas y disminuciones masivas. Hay muchos grupos de trabajo en todo el mundo tratando de evaluar cuáles son las causas de estas disminuciones, nosotros estamos trabajando en una de ellas, una enfermedad llamada
quitridiomicosis, causada por un hongo”, explicó Dinora.

Su tesis doctoral la ha estado desarrollando en uno de los sitios de Venezuela donde la desaparición de los anfibios ha sido más evidente: Mérida. “Estoy trabajando con diferentes especies de ranas, que están desde los 120 metros hasta los 2.800 metros de altura, evaluando algunas variables ambientales que pueden estar influyendo en la prevalencia del hongo patógeno en estas especies de anfibios”, dijo. Uno de los factores que
se está evaluando es la altitud, “porque el crecimiento del hongo se encuentra limitado por la temperatura y ésta cambia con la altitud. Otro
factor es la presencia de una especie exótica, la rana-toro, que es muy grande y voraz, la cual parece ser reservorio del patógeno y además está
depredando y compitiendo con las demás especies de ranas autóctonas”, señaló.

La academia ante todo

Sonsiré comenzó su maestría en el Departamento de Estudios Sociales de la Ciencia del IVIC en septiembre de 2006. Su promedio en el primer
semestre de la carrera fue de 20 puntos. “Ahorita debe estar en 19.4″, comenta la joven merecedora del Primer Lugar en la categoría de Rendimiento
Estudiantil de la Orden “José Rélix Ribas”.

A diferencia de Dinora, Sonsiré no pudo asistir a la entrega del premio el pasado 12 de febrero, porque estaba participando como ponente en
el I Congreso Iberoamericano de Ciudadanía y Políticas Públicas en Ciencia y Tecnología, celebrado en la ciudad de Madrid, España. “Fue una sorpresa que te llamaran desde Venezuela para decirte que te ganaste un premio, me sentí
feliz. Creo que uno debe sentirse honrado y motivado cuando premian la labor que uno hace, es una manera de incentivar a los jóvenes a hacer este tipo de actividades”, afirmó.

Toda su trayectoria académica la ha desarrollado en el Departamento de Estudios Sociales de la Ciencia del IVIC, ingresando en septiembre de
2004 como Estudiante Visitante y pasando a la categoría de Estudiante Asistente en diciembre de ese mismo año. En la actualidad, está trabajando
en su tesis de maestría que, similar a su trabajo de pregrado, se relaciona con el tema petrolero. “Es un poco revisar el proceso de formación de los
nuevos profesionales de PDVSA-INTEVEP a partir de 2003, cómo ha sido ese proceso de aprendizaje y formación de los profesionales que están cubriendo los puestos que dejaron las personas que se fueron a raíz de la crisis de 2002″, aclaró.