Verizon y AT&T ganan la subasta de frecuencias en Estados Unidos

EFE
Las operadoras de telefonía móvil Verizon y AT&T han sido las grandes ganadoras en la subasta de la banda de frecuencias de 700 megahercios en EEUU, según anunció la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC en sus siglas en inglés).

Fuentes de la FCC comunicaron que Verizon pujó por un total de 9.400 millones de dólares y que logró un número suficiente de licencias para cubrir todo el territorio de EEUU, excepto Alaska.

AT&T, por su parte, pujó por un total de 6.600 millones de dólares y ganó espectro suficiente “para ofrecer servicio al 95% de la población de EEUU”, según la propia compañía.

En total, el gobierno estadounidense ha recaudado más de 19.000 millones de dólares, una cantidad récord, y utilizará los fondos para financiar programas de seguridad pública y compensar el déficit público.

La subasta ha generado una gran expectación porque es la última de este tipo que se realizará en décadas y porque estas frecuencias, que antes eran utilizadas por las emisoras de televisión analógica, pueden traspasar muros y proporcionan un gran ancho de banda.

Los servicios que se ofrecerán podrán satisfacer la creciente demanda de teléfonos móviles y otros aparatos electrónicos con conexión inalámbrica a Internet.

No aumenta la competencia
Kevin Martin, presidente de la FCC, se mostró satisfecho con el resultado de la subasta aunque los ganadores sean dos de las principales operadoras de EEUU y, según muchos expertos, no se haya aumentado la competencia en el sector. “En cada mercado, al menos un participante distinto a las grandes compañías se ha hecho con una licencia”, dijo Martin.

El gran ausente entre los ganadores ha sido el buscador de internet Google, que no logró licencia alguna porque, según los expertos, podría haberse limitado a pujar el mínimo establecido de 4.000 millones de dólares.

Pero Google logró modificar las reglas de la subasta, ya que se comprometió a participar e invertir hasta 4.600 millones de dólares en la creación de una nueva red si la FCC modificaba la normativa a su favor e incluía algunas provisiones como el “acceso abierto”.

En EEUU, las operadoras de telefonía móvil deciden actualmente qué aparatos pueden funcionar en sus redes. Así, por ejemplo, el popular iPhone de Apple sólo funciona en la red de la operadora AT&T.