Nokia diseña un teléfono móvil capaz de transformarse como un camaleón

Yahoo
Luego, los distribuye hacia 150 países en 70 lenguas distintas. Como resultado, Nokia vende algo así como 18 teléfonos por segundo, cada día del año.

Pero ya no le alcanza con eso. Ahora, la convergencia, esa tendencia que lleva a que todo se mezcle y se confunda en un solo y único dispositivo tecnológico, ha hecho que también este ícono de los teléfonos móviles busque alternativas, que no sólo sean un equipo, sino también un servicio para quien lo porta.

Arte, tecnología, convergencia, servicio, comunicación, todo se junta en un equipo increible que fue bautizado por sus creadores con el sugestivo nombre de Morph (transformación, en español) : un teléfono móvil desarrollado mediante nanotecnología, ciencia que permite hacer materiales muy flexibles y elásticos.

La criatura, fruto de la asociación entre Nokia de Gran Bretaña y la el Centro de Nanociencia de la Universidad de Cambridge, tiene la particularidad de poder ser configurada por cada usuario para adaptarlo a las necesidades del momento.

Así, su dueño puede usarlo a modo de brazalete, guardarlo en el bolsillo a la manera tradicional, e incluso hacerlo cambiar de color.

Las baterías del equipo son más pequeñas y delgadas, además de más rápidas de recargar y más duraderas en el tiempo. Y no sólo eso: el dispositivo permitirá a los usuarios examinar el ambiente de alrededor. Por ejemplo, será capaz de saber si una fruta fue lavada o no…

Una de las características que ofrece la nanotecnología es que el móvil es autolimpiable. Además, las denominadas Nanoflowers repelen de forma natural el agua y hacen desaparecer las huellas de los dedos en los dispositivos táctiles.

Por ahora, Morph está en exposición en el Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York (Estado Unidos), como parte de la muestra Diseño y la Mente Elástica.