Un teléfono celular con brazos, piernas, y… maldad

Yahoo
¿Demasiado para su imaginación? Descuide, ha sido la imaginación de investigadores japoneses la que se ha puesto a trabajar en lograr esto, y lo ha logrado.

La criaturita en cuestión se llama Phonebraver y, básicamente, es mala. Sí, malévola, y con la mala costumbre de escuchar (y registrar) todas las conversaciones de su dueño o dueña, para luego echárselas en cara.

Actualmente en fase de concepción a cargo del tercer operador móvil japonés, Softbank, este teléfono iconoclasta y exclusivo debería estar disponible en abril. Se trata de un móvil inspirado en Goldorak, un personaje de serie de televisión.

Sus piernas y brazos articulados no se accionan, pero su figura (la pantalla) se anima.

“El teléfono viene con una inteligencia artificial suficiente como para aprender los hábitos de su dueño -explica el vocero de Softbank Mobile, Katsuhide Furuya-. Si, por ejemplo, su propietario telefonea varias veces al día a una misma persona fuera de las horas de trabajo, el malhadado robot podrá hacer un comentario tal como: “¿llamas mucho últimamente a esta persona, no?”.

Y no solamente eso: hasta podrá hacer gestos provocativos, como un guiño de ojo o una sonrisa irónica.

En principio, tales comentarios y señas deberían ser más o menos simpáticos, aunque también podrían resultar molestos, depediendo del humor del poseedor en cuestión.

Softbank, que cuenta con menos clientes que sus competidores NTT DoComo y KDDI, trata de ganar segmentos de mercado multiplicando las reducciones de tarifas y ofreciendo aparatos de estética sorprendente que explotan los gustos de diferentes tipos de público.

Actualmente, ya ofrece un móvil con los colores de la historia de robots “Gundam” y se prepara a lanzar, junto con Disney, teléfonos para seducir a los japoneses de 20 años incondicionales de Mickey y del conjunto de personajes que le acompañan.

Por otro lado, Softbank es apenas una muestra de su lugar de origen: de hecho, Japón es conocido por su debilidad por los humanoides, a los que han colocado para actuar como guardias de seguridad y recepcionistas, entre otras funciones, en una nación donde la tasa de nacimientos está declinando velozmente.

Eso, sin olvidar que se trata de un país que siempre ha ido a la vanguardia en el uso de los teléfonos celulares, especialmente en lo que a usos y servicios para sus clientes se refiere. Actualmente, hay más de 100 millones de usuarios, contra un total de población de 127 millones de personas.