IBM y el sector académico lanzan colaboración en investigación autonómica para Cloud Computing

La iniciativa apunta a desarrollar las tecnologías futuras y a capacitar a los profesionales en tecnología informática que se requerirán para mejorar el rendimiento y la utilización de energía de las aplicaciones de cómputo y al mismo tiempo aumentar la productividad en el lugar de trabajo.

Junto con el Georgia Institute of Technology y la Ohio State University, IBM está iniciando este proyecto de investigación colaborativa a gran escala, concentrado en las características de auto-gestión para centros de cómputo virtualizados en un ambiente de cloud computing. Este nuevo proyecto incluye la creación de un prototipo de nube de computación que une los centros de cómputo de las dos instituciones, denominado centro Critical Enterprise Cloud Computing Services (CECCS).

Los centros de cómputo virtualizados dan a las organizaciones la capacidad de hacer más con menos recursos, optimizando la utilización de software, hardware de computación e infraestructura de almacenamiento y de red, y compartiendo no sólo entre departamentos sino también entre distintas ubicaciones físicas. Cloud Computing permite que los centros de cómputo corporativos funcionen más como la Internet, habilitando la computación en un tejido de recursos distribuido y accesible globalmente, en lugar de depender simplemente de máquinas locales o parques remotos de servidores.

El éxito del concepto cloud computing y el centro de cómputo virtualizado dependen de la capacidad de continuar el desarrollo de nueva tecnología de administración en base a capacidades autonómicas o de auto-gestión capaces de reducir la complejidad y los recursos para administrar los recursos subyacentes de computación distribuida.

“Los ambientes de negocio y las tecnologías que los respaldan han evolucionado inconmensurablemente desde que IBM lanzó por primera vez en la industria el desafío de la Computación Autonómica, en 2001,” comentó Alan Ganek, Vicepresidente de Computación Autonómica de IBM y Chief Technology Officer de IBM Tivoli Software. “La colaboración con nuestros socios académicos será pionera en nuevas áreas de investigación, para integrar aún más las capacidades autonómicas en sistemas de computación a fin de reducir la complejidad creciente de administrar centros de cómputo para respaldar los objetivos de las empresas.”

El proyecto se concentra en servicios de aplicaciones de software que son críticos para la capacidad de funcionar de una empresa, tales como sistemas de información operativa administrados por grandes líneas aéreas. Indagará cómo es posible realizar actividades de puestos y procesos y llevar a cabo programas de mantenimiento sin poner en grave peligro las operaciones críticas del centro de cómputo. De igual modo, el proyecto se propone utilizar software de auto-gestión para abordar el problema general de equilibrar disponibilidad de los sistemas tecnológicos versus su rendimiento.

La investigación conjunta combinará la amplia especialización técnica, en Computación Autonómica y cloud computing de IBM, el foco de Ohio State en procesos informáticos y cuestiones de gestión, y el foco de Georgia Tech en la creación de nuevas tecnologías y métodos para manejar sistemas y aplicativos distribuidos, complejos, dinámicos y diversos, orientados a los servicios.

“Para sistemas virtualizados y orientados a los servicios futuros dentro de un ambiente tipo nube, sostenemos que, sin el uso coordinado de hardware, sistemas operativos, middleware y aplicaciones, simplemente no será posible satisfacer las exigencias de los sistemas y aplicaciones críticos del mañana que los sustenten,” señaló Karsten Schwan, Director CERCS del Georgia Institute of Technology. “El Centro CECCS será una incubadora de herramientas de gestión modernas, tales como las provistas por IBM Tivoli, y un artefacto visible para la interacción con usuarios de tecnología de la industria y desarrolladores en estas regiones y alrededor del mundo.”

“El programa CECCS no sólo será un nuevo recurso de investigación, sino que también permitirá oportunidades emocionantes de sinergias conjuntas en el área de currícula e investigación entre las dos instituciones,” comentó Rajiv Ramnath, Director de CERCS para la Transformación e Innovación de la Empresa, de Ohio State University. “Con esta infraestructura tecnológica conjunta entre las dos instituciones, pondremos a disposición de la profesión, investigación y educación, un prototipo de las infraestructuras distribuidas que actualmente se utilizan en entornos de negocios. Utilizaremos métodos SOA para unir distintos silos de software que se utilizan en cada uno de los centros, para monitorear dinámicamente y para administrar una infraestructura virtualizada altamente distribuida, y estudiar y desarrollar la tecnología autonómica y herramientas integradas para desarrollar y administrar implementaciones de referencia para arquitecturas empresariales flexibles y alineadas con el negocio que se utilizarán para investigar y capacitar en temas de dinámica, diversidad y complejidad asociados con esta estructura de computación cada vez más común.”

En todo el mundo, IBM otorga asistencia para Investigación Universitaria Compartida en el marco de su programa de Relaciones con Universidades, con el objetivo de ayudar a estimular el flujo de conocimiento científico a la sociedad en una gama de campos y temas de investigación. Para este proyecto de investigación colaborativa, IBM trabajará estrechamente con los profesores Greg Eisenhauer, Ling Liu, Calton Pu y Karsten Schwan de Georgia Tech y Rajiv Ramnath y Jay Ramanathan de Ohio State.