Las compañías ya pueden reducir el fraude online con el nuevo Panda Security for Internet Transactions

Panda Security ha anunciado el lanzamiento mundial de Panda Security for Internet Transactions, un servicio antifraude para transacciones online que protege contra el robo de identidad causado por ataques de malware dirigidos a las compañías de banca por Internet, plataformas de pago, e-commerce, etc. Este servicio avisa a la empresa de que se ha producido un ataque dirigido y les aporta las herramientas que permiten identificar y bloquear a los usuarios afectados, reduciendo así las posibilidades de fraude online.

Panda Security for Internet Transactions es la respuesta de Panda al incremento exponencial del fraude online. Hoy en día, más del 40% del nuevo malware está diseñado para cometer fraude online. Además, según un estudio llevado a cabo por Gartner, los ataques de phishing causaron, sólo en los Estados Unidos, unas pérdidas de 3,2 billones de dólares en 2007.

“Esta herramienta permite a los bancos y empresas que cuentan con servicios online asegurarse de que los usuarios que visitan su web para realizar una transacción no están infectados con ningún código malicioso que afecte a dicho servicio. Esto les permite conocer el estado de seguridad de sus usuarios y manejar de forma eficiente el riesgo de sus transacciones online. Así, se reduce las posibilidades de que se lleven a cabo operaciones fraudulentas”, explica Malcolm Skinner, VP Products de Panda Security.

Bankinter, una entidad líder dentro de la banca online en España, ya está utilizando esta solución para proteger a sus clientes contra los riesgos del fraude online.

“Este producto no sólo es beneficioso para las empresas, sino que también lo es para los clientes de esas compañías, ya que éstos podrán estar seguros de que nadie robará sus datos bancarios, sus claves de acceso, etc., a la hora de realizar sus transacciones”, afirma Malcolm Skinner.

Panda Security for Internet Transactions aprovecha los beneficios de la Inteligencia Colectiva, el innovador modelo de seguridad desarrollado por Panda Security. Este sistema está basado en la recolección de información sobre malware procedente de toda la comunidad de internautas y el procesamiento automatizado de estos datos en unos nuevos datacenters específico para ellos. Como el conocimiento se acumula en los servidores de Panda y no en las máquinas de los clientes, la Inteligencia Colectiva permite maximizar la capacidad de detección de los productos de Panda al tiempo que se reduce el consumo de recursos y el ancho de banda de los clientes.

Entre los beneficios que este servicio ofrece a las empresas se encuentra:

- Reducción del fraude online: Panda Security for Internet Transactions provee de herramientas e información para detener las acciones fraudulentas. Las empresas serán alertadas rápidamente cada vez que exista un nuevo ataque de malware que afecte a sus clientes, con la información necesaria para actuar a tiempo. De esta manera, la compañía sabrá de qué modo afecta el malware y cómo protegerse y podrá frenar el acceso a su web de aquellos usuarios que estén infectados, reduciendo así los efectos del fraude online.

- Control y gestión del riesgo de las transacciones online: este servicio es el único servicio del mercado que ofrece información sobre el estado de seguridad de los clientes (Advanced Customer Device Information). Ésta puede ser empleada por la empresa para crear perfiles de riesgo. De esta manera, se podrá configurar el servicio para que permita controlar el acceso a las transacciones, pudiendo acceder sólo aquellos clientes que cumplan ciertas condiciones de seguridad.

- Crecimiento del negocio, gracias a la mejora de la seguridad: Uno de los principales inconvenientes para que los usuarios utilicen los servicios de comercio online de forma habitual, es la falta de confianza en ellos debido a problemas de seguridad. Esta herramienta reduce el fraude online y permite que las empresas ofrezcan a sus clientes un entorno seguro de intercambios online.

- Reducción de los costes operativos: Actualmente, cuando un usuario descubre que alguien ha realizado una operación fraudulenta en su nombre, reclama al banco o a la compañía afectada. Ésta, además de hacerse cargo de las pérdidas, con el consiguiente gasto (indemnización, contratación de seguros para estas contingencias,…), tiene que ponerse manos a la obra para detener el ataque y evitar nuevas víctimas. Para ello, debe localizar el malware causante de la pérdida, descubrir la forma de bloquear sus efectos y, por último, conseguirlo,… además de conocer el impacto que haya podido causar en sus usuarios y en su negocio. Como mínimo, esto suele llevar unas 48 horas. En ese tiempo, la cifra de pérdidas puede aumentar considerablemente. Gracias a Panda Security for Internet Transactions estos costes se reducen ya que el fraude puede detenerse a tiempo.