Diseñan proyecto arquitectónico de la nueva Escuela Superior en Ciencias BásicasDe

Esta nueva concepción sustituirá a la de Universidad de las Ciencias Básicas, como fue dado conocer en el marco de la Misión Alma Mater.

En los terrenos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) y con acceso independiente desde la Carretera Panamericana funcionará la nueva Escuela Superior en Ciencias Básicas, uno de los recintos académicos de postgrados que se están creando a través de la Misión Alma Mater y cuyo proyecto arquitectónico y de ingeniería pudiera estar listo este año, informó el doctor Ángel Viloria, director del IVIC.

Al principio se habló de la Universidad de las Ciencias Básicas, pero tal denominación cambió. “El concepto nació en Francia con la Revolución Francesa, cuando el gobierno tuvo que establecer politécnicos y escuelas superiores debido a que las universidades se hicieron muy libertinas”.

Según el doctor Viloria, hay planes de hacer un distribuidor en la zona “para mejorar el acceso y minimizar las posibilidades de congestión en cuanto a tráfico. El inicio de la construcción pudiera darse a principios de 2009 y si todo sale bien, en tres años ya tendríamos las edificaciones”.

La Escuela Superior en Ciencias Básicas del IVIC contará con salones y laboratorios de docencia, comedor, transporte y residencias estudiantiles similares a las que existen actualmente en el instituto.

Aunque existe disposición y presupuesto para la obra, “no podemos incrementar más nuestras capacidades mientras no tengamos la infraestructura. Los postgrados en el Centro de Estudios Avanzados (CEA) están creciendo y estamos llevando ese crecimiento de la mejor manera, pero no podemos crear, por ejemplo, la Escuela de Pregrado, hasta que no tengamos sede”.

Estas declaraciones las ofreció durante una reunión que sostuvo en el IVIC con John Kakonge, representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), quien se encuentra de gira por aquellos países del mundo que por razones culturales, educativas e históricas no han sabido aprovechar los ingresos petroleros para alcanzar una mejor calidad de vida. “Nosotros le ofrecimos la posible participación de estudiantes africanos en los postgrados del IVIC o en la Escuela Superior en Ciencias Básicas. Él me hablaba de un convenio con Guinea Ecuatorial, que es un país africano pequeño que habla castellano y muy buen latín, casi españolizado, y le dije que me parecía magnífico. Siempre hemos recibido estudiantes de afuera pero ahora más que nunca, porque tenemos la Beca Internacional, que actualmente la usan mucho los estudiantes colombianos”, añadió el doctor Viloria.