Falsifican en una hora el nuevo pasaporte electrónico con la identidad de Bin Laden

EFE

Pruebas llevadas a cabo por el periódico han puesto de manifiesto una serie de fallos en los microchips que llevan esos documentos de viaje y desmienten, según “The Times”, las afirmaciones del Gobierno británico de que los falsificadores no podrán hacer nada con los 3.000 pasaportes con las páginas en blanco robados la semana pasada en el Reino Unido.

Un experto holandés contratado por el diario falsificó los microchips de dos pasaportes británicos e implantó en ellos imágenes digitales del líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, y de un terrorista suicida sin que el “software” dedicado a la lectura de ese tipo de datos se percatase de la falsificación.

El ministerio británico del Interior ha mantenido siempre que una eventual falsificación sería inmediatamente detectada en los controles de fronteras porque no se ajustaría a los códigos establecidos internacionalmente.

Sin embargo, señala el periódico, sólo 10 de 45 países que emiten pasaportes electrónicos han adoptado el directorio común de códigos y sólo cinco lo están poniendo en práctica.

Algunos de esos 45 países, entre ellos Reino Unido, intercambian de momento los códigos manualmente, explica “The Times”, según el cual unos delincuentes podrían utilizar pasaportes falsos de países que no comparten esos códigos y que podrían pasar inadvertidos en los controles fronterizos.

Las pruebas efectuadas por el experto contratado por “The Times” para clonar los microchips de dos pasaportes británicos indican que son fácilmente falsificables y que podrían insertarse otros datos biométricos en pasaportes con las hojas en blanco como los desaparecidos o en pasaportes falsificados.