Phone se vende por miles en A.Latina pero sin pasión

Reuters
Claro, de la mexicana América Móvil, y Movistar, de la española Telefónica, apuestan a sumar clientes con el nuevo teléfono, por un auge de ventas mundial por su novedoso sistema de visualización de imágenes con pantalla táctil, su reproductor iPod y acceso a internet inalámbrica.

El iPhone 3G de Apple fue lanzado por Claro en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Paraguay, Perú y Uruguay. Movistar también lo lanzó en algunos de esos países.

En Santiago, la venta se inició a medianoche y pese a las bajas temperaturas, decenas esperaron, en orden, su turno.

Movistar aseguró que en dos horas vendió en Chile unos 500 equipos en sus tres puntos de venta habilitados en el país. Claro prefirió mantener reserva sobre las cifras. Ambas firmas calificaron el lanzamiento como “un éxito.”

“Por fin tengo un iPhone,” expresó a Reuters Federico, mientras mostraba su nuevo teléfono inteligente en Santiago. “Ahora hay que ver cómo lo pago, pero estoy feliz,” agregó.

Los valores de los iPhone más baratos en la región son más del doble del precio de venta en Estados Unidos y muchos de los más fanáticos ya habían logrado hacerse de unidades “desbloqueadas” a precios más bajos para poder usarlas en la región.

En Colombia, Movistar y Comcel, las dos principales firmas de telefonía celular, lo lanzaron en forma simultánea.

“Lo que me más me gusta es que tiene todos los servicios incluidos, puedo tener acceso a internet, música, mapas, en fin…,” dijo Jorge Hernán Castro uno de los primeros compradores del teléfono en Bogotá.

Movistar abrió sus tiendas a la medianoche en las principales ciudades de Colombia, donde llegaron decenas de compradores.

“Había gente de todas las edades, de todos los perfiles, de todos los gustos, todos identificados con una misma aspiración: tener un iPhone,” dijo Sergio Regueros, presidente de Movistar en Colombia.

SIN PASION

En Buenos Aires y Asunción no hubo filas de clientes porque casi todos los interesados había reservado su unidad en las páginas de internet de las telefónicas.

En algunos países de Centroamérica el nuevo teléfono pasó casi inadvertido.

“Vino un señor a preguntar, pero no hemos vendido ni recibido ninguna solicitud,” dijo Valeria Romero, vendedora de Claro en un barrio residencial de Tegucigalpa.

En Ciudad de Guatemala, Claro y Movistar informaron que la mayoría de los interesados en el iPhone los reservaron vía Internet.

El viernes también fue lanzado el iPhone en India pero tampoco se vio allí la pasión de los consumidores del primer mundo.