Apple se plantea el desafío de vender más de 40 millones de iPhone en un año

Tomado de Elmundo.es
Las impresionantes cifras iniciales de ventas llevaron a consultoras de todo el mundo a pronosticar ventas millonarias, a cada cual más halagüeña.

Sin embargo, todo parece quedarse corto en comparación con los supuestos planes de la propia compañía: más de 40 millones a 12 meses vista. Una de las claves sería la llegada a 20 nuevos países durante este verano.

Cuando el nuevo iPhone 3G llegó a 22 países de forma simultánea el pasado 11 de julio, incluida España, la industria de la tecnología de consumo se sorprendió con la cifra alcanzada por Apple en tan solo un fin de semana: un millón de unidades.

Entonces, la compañía esperaba vender alrededor de 30 millones de unidades en todo el mundo un año (hasta julio de 2009), pero la creciente aceptación del aparato ha hecho que la compañía de la manzana se haya replanteado sus previsiones.

Según BusinessWeek, Apple ha decidido potenciar su línea de producción. Así, ahora se ha fijado una nueva meta: vender entre 40 y 45 millones de unidades de aquí a agosto de 2009, según relata la publicación económica citando a una fuente conocedora de los planes de mercado de Apple.

En este sentido, menciona también que actualmente Apple produce 150.000 iPhone diarios, lo que con una actividad de cinco días semanales durante 52 semanas (364 días) da la cifra de 39 millones de unidades.

Más países, más ventas

Esta espectacular cifra va aún más lejos que otras nada tacañas que habían facilitado consultoras como Piper Jaffray, que auguraba unas ventas de 26 millones anuales entre este mes de agosto y el próximo. Uno de sus analistas, Gene Munster, explicó que Apple vendería 13 millones en 2008 y otros 45 en 2009.

Por su parte, Apple no confirma estas cifras y se limita a reiterar que esperan alcanzar la cantidad de 10 millones para el nuevo modelo de iPhone antes de que termine 2008.

Para alcanzar la espectacular cifra de entre 40 y 45 millones vendidos en un año será necesario aumentar la presencia del iPhone 3G en más territorios. Por eso durante este mes de agosto, el teléfono llegará a otros 20 países.

Sin embargo, la distribución del iPhone 3G no será el único obstáculo que tendrá que salvar la compañía; también tendrá que pulir problemas de funcionamiento como los defectos de llamadas que han estado afectando al dispositivo en las últimas semanas, que podrían paliarse con una actualización.