Microsoft pagará a Novell 100 mlns dlrs más por soporte de Linux

Reuters
Microsoft Corp tiene previsto pagar 100 millones de dólares a su rival menor Novell en concepto de cuotas adicionales de suscripción, debido a la fuerte demanda del programa de código abierto Linux, que se asocia con el software Windows desarrollado por la mayor empresa de software del mundo.

El pago se haría el 1 de noviembre, según anunció la empresa, y se sumará a los 240 millones de dólares entregados a Novell por Microsoft en el 2006 como parte de una larga serie de acuerdos sobre aspectos tecnológicos y empresariales para que los productos de ambas compañías funcionen juntos para clientes corporativos que utilicen servidores con los dos sistemas operativos.

Así, Microsoft compra certificados de Novell y después vende suscripciones a clientes de Windows que quieren ayuda al hacer que sus computadoras operen con el sistema Linux.

El acuerdo entre las dos empresas expira el 1 de enero de 2012.

Linux es la variante de software de código abierto más popular. A diferencia del software propietario, el de código abierto permite a los desarrolladores compartir el código en el que basan los programas y añadir funciones, mientras que los usuarios sólo pagan por las aplicaciones a medida, el mantenimiento y el servicio técnico.

Novell indicó que también gastaría una suma no especificada de dinero para ofrecer nuevas herramientas, asistencia, formación y recursos a los suscriptores.

En los primeros 18 meses transcurridos desde la entrada en vigor del acuerdo de cinco años, en noviembre de 2006, la compañía ya ha recibido 156 millones de dólares en ingresos de los certificados de Microsoft.

El trato despertó en su momento una gran polémica en la comunidad del código abierto, porque entre otras cosas incluía una cláusula según la cual ninguna de las dos empresas demandaría a los clientes de la otra por violación de patentes.

Esta cláusula se consideró un respaldo a la afirmación de Microsoft de que posee patentes de propiedad intelectual sobre varios programas de código abierto, una argumentación rechazada por Novell y otros miembros de la comunidad del código abierto.

Además, los críticos creen que el acuerdo perjudica a la posición de patentes de Linux y le da a Microsoft un argumento para convencer a las empresas de que utilicen sus productos en vez de software libre.

En su momento, un grupo de software que posee los derechos de gran parte del código con el que funciona Linux amenazó con castigar a Novell por ese acuerdo, antes de optar finalmente por no tomar acciones contra la empresa.