Siemon propone estrategias para disminuir el impacto ambiental

En un estudio reciente, analistas de Gartner dieron a conocer que las actividades relacionadas con la tecnología informática son responsables del
2% de las emisiones mundiales de CO2, un porcentaje equivalente al que produce la industria de la aviación.

Comúnmente las emisiones son relacionadas con las distintas formas de transporte, la industria pesada y la generación de energía; sin embargo,
trabajos recientes destinados a resolver problemas mundiales, demuestran que la tecnología informática y los productos relacionados tienen impacto sobre diversas áreas. Siemon, especialista en infraestructura de redes, aborda varias áreas relacionadas con el cableado, en las cuales es posible adoptar una orientación más ecológica.

Campaña mundial para edificaciones verdes

El impulso para reducir las emisiones y otros daños al medio ambiente producidos por actividades no tan “evidentes” como la tecnología informática, ha generado numerosos proyectos internacionales, tales como las iniciativas centradas n “Construcciones ecológicas o Green Buildings”:
proyectos cuyo propósito es disminuir el impacto ambiental de los espacios comerciales y residenciales.

Si bien la atención está puesta en principio en las fuentes de energía renovable, el ahorro en energía y electricidad y la protección ambiental de
los sitios de construcciones existentes y nuevas; estudios más avanzados indican que la infraestructura y el cableado de redes afectarán a la iniciativa global.

Siemon se ha interesado en ilustrar formas para ayudar a los usuarios de sus productos en todo el mundo a poner n práctica iniciativas ecológicas;
refiriéndose principalmente a los lineamientos de liderazgo en diseño ambiental y energético (LEED – Leadership in Energy and Environmental
Design), establecidos por el Consejo de Construcciones Ecológicas de los Estados Unidos, los cuales proporcionan una guía para medir y documentar el éxito en todo tipo de edificio, en cada fase del ciclo de construcción y representan en gran medida las pautas adoptadas en diversas regiones del mundo en esta materia.

Estrategias ecológicas de cableado en Centros de Datos

Con base en las pautas generales establecidas por el programa LEED, existen numerosas estrategias de cableado que pueden considerarse como opciones ecológicas y factores que podrían contribuir a la certificación global de
las instalaciones, incluyendo el control de los canales de cableado y la administración inteligente de la infraestructura, para asegurar un eficiente
uso de la energía en los centros de datos, tanto en lo concerniente al enfriamiento, como a los requerimientos de electricidad de los equipos de
red.

Estudios actuales demuestran que la energía eléctrica, por sí sola, representa entre el 30 y el 50% del balance energético global de los centros
de datos. Si bien una parte de la energía corresponde al consumo de servidores, conmutadores, enrutadores y otros equipos activos, se requiere una carga de energía adicional para enfriar dichos equipos.

Para lograr un enfriamiento eficaz, el cableado debe estar correctamente diseñado, mantenido y enrutado para permitir que el aire fluya sin
obstrucciones. Las normas TIA-942 y otras normas complementarias para los centros de datos recomiendan que el cableado horizontal y de backbone se implemente de manera tal que se adapte al crecimiento, para que no sea
necesario revisitar esas áreas. Con ello se pretende evitar efectos adversos de la remoción de placas, como puede ser la disminución de la presión estática bajo pisos elevados; así como evitar, a través de la correcta canalización, la obstrucción de la corriente de aire frío en corredores fríos.

Otra consecuencia de movimientos, adiciones y cambios (MACs) mal administrados es la existencia de canales de cableado abandonados, los
cuales suelen crear presas de aire que obstruyen la corriente de aire, ocasionando un consumo energético más alto. Además, los recubrimientos de los cables más antiguos, que no cumplen con los requisitos actuales de reducción de sustancias peligrosas (RoHS – Reduction of Hazardous
Substances), tienen una carga de combustible considerable que puede plantear riesgos de incendio y despedir toxinas. Lo anterior lleva a considerar la importancia de la remoción, desecho y reciclado correcto de los cables abandonados para evitar riesgos al medio ambiente.

Una opción interesante consiste en el uso de sistemas inteligentes de administración de la infraestructura (tales como MapIT®), que permiten
reducir, mediante una organización adecuada, el volumen de canales que podrían terminar abandonados. Este tipo de sistemas permite un control detallado de cualquier movimiento, adición o cambio realizado. Al proporcionar un diagrama sistemático y actualizado de las conexiones de
capas físicas, los canales se pueden organizar y utilizar totalmente antes de convertirse en un problema o en una fuente de trabajos de MACs sin
controlar.

La capacidad de mantener controlados los canales de cableado mediante la administración inteligente de la infraestructura, permite además disminuir
los requisitos de electricidad de los equipos activos de la red. Un sistema inteligente puede contribuir a garantizar que se utilicen todos los puertos
de parcheo, disminuyendo la necesidad de agregar más switches; generando un ahorro de energía que, a su vez, se traduce en un mayor ahorro en el
enfriamiento.