Vía libre europea al sistema para que los coches “hablen” entre sí

AFP

“La decisión de la Comisión es un paso decisivo hacia el objetivo europeo de reducir los accidentes de tráfico. Enviar mensajes importantes de forma rápida y segura es una necesidad para la seguridad viaria”, declaró la comisaria de la UE para las Telecomunicaciones, Viviane Reding.

Según ésta, el 24% del tiempo al volante en Europa se pasa en atascos, que para 2010 habrán costado a la Unión Europea 124 millones de dólares.

“Así, ahorrar tiempo con vehículos dotados del sistema de comunicación inteligente significa ahorrar dinero”, dijo Reding.

Para la Comisión, el sistema también salvará vidas.

En 2006, más de 42.000 personas murieron en accidentes de carretera en la Unión Europea, mientras que los heridos fueron 1,6 millones.

El portavoz de la Comisión, Martin Selmayr, hizo hincapié en que ahora la industria tendrá luz verde para instalar el sistema en los coches de nueva fabricación, sin que su uso sea obligatorio.

Con el nuevo sistema, un vehículo que detecte un tramo de carretera peligroso por ser excesivamente resbaladizo, por ejemplo, podrá enviar automáticamente esa información a otros coches localizados en las inmediaciones.