Los niños vuelan mejor en Air France

Cada año, Air France transporta cerca de tres millones de pasajeros en edades comprendidas entre 0 a 12 años, incluyendo 420.000 niños que viajan solos, para unirse con sus familiares y
amigos en Francia o el resto del mundo, así como 470.000 bebés. Para estos viajeros Air France ofrece Planète Bleue, un servicio gratuito destinado y adaptado a los niños y adolescentes que viajan solos o con su familia ofreciéndoles múltiples ventajas, tanto en tierra como a bordo, que le
permiten disfrutar de un viaje más tranquilo y agradable.

Planète Bleue se compone de una serie de prestaciones tales como juegos y distracciones que han sido escogidos especialmente para distraer y ocupar a los niños de dichas edades, a lo largo de su viaje. Asimismo en los vuelos de largo recorrido, Air France propone una película –de una selección de 12- de dibujos animados: una serie de caricaturas titulada Comix, así como un canal musical llamado Planet Bleue Music, que ofrece canciones y cuentos infantiles.

Los más pequeños también disfrutan de un menú especial en los vuelos de más de 2 horas y media de duración, los bebés desde 6 meses a 2 años tienen como menú un puré de verdura, carne, fruta, cajita de leche con cereales y bizcochos, en tanto que para los bebés de entre 0 a 6 meses, los padres tendrán a su disposición al personal de a bordo para calentar los biberones.

Los niños más grandes (de 2 a 12 años no cumplidos) pueden disfrutar del menú especial Planète Bleue adaptado a sus gustos (jugo de fruta, plato principal caliente con carne blanca o pescado sin espinas, verduras y carbohidratos, un producto lácteo, compota de frutas y golosinas para el final del viaje). El menú Planète Bleue se caracteriza por respetar las reglas de una alimentación balanceada y es elaborado para que los más pequeños puedan comer fácilmente: por ejemplo, la carne ya viene cortada.

Además, con el fin de ofrecerles a los padres una ayuda adicional en estos días vacacionales de gran movimiento, Air France refuerza su tripulación de
asistentes de familia a bordo de ciertos vuelos. La misión de estos asistentes es ocuparse de los niños que viajan sin acompañantes, ofrecerles juegos y ayudar a las familias a lo largo del vuelo.

Es importante que al momento de viajar el menor tenga su pasaporte o un documento nacional de identidad, igualmente debe disponer de una
autorización de salida del país de origen. Para los niños que viajan solos, Air France dispone de un servicio llamado “UM” (Unaccompanied Minors/ Niños no acompañados) que se encarga de ellos desde el inicio hasta el final del viaje. Este servicio debe ser solicitado al momento de realizar la
reservación, para poder establecer un expediente de viaje completo al emitirse el boleto.