Compuware detecta en las empresas los 4 problemas principales de TI que afectan la experiencia del usuario final

* Vantage es capaz de generar estadísticas en tráfico de red y monitorear el tiempo de respuesta de todas las transacciones que suceden en la organización.

Congestión en la red, fallas en los dispositivos, servidores ocupados y una PC lenta, son los 4 problemas principales que afectan el desempeño de las aplicaciones web y no web dentro de las empresas, los cuales representan el 70% de los problemas de TI detectados la mayoría de las veces por el usuario final.

“Uno de los grandes problemas a los que se enfrenta una empresa es la pérdida de clientes, quienes al no poder accesar a las aplicaciones web o no web de la empresa se convierten en usuarios finales insatisfechos.” Afirmó Eleazar Zamora responsable de Business Service Management de Compuware México.

“Es común que el usuario final reporte los problemas que ha tenido con el servicio de las aplicaciones y que la organización de TI no entienda en esos momentos, el impacto que tienen estos problemas para el negocio. ¿Qué tan
crítica es la aplicación? ¿Cuántos usuarios y lugares son afectados? ¿Cuánto tiempo ha estado presente el problema? Sin estas respuestas, TI no puede establecer las prioridades que se alinean con las necesidades del negocio” Concluyó Eleazar Zamora.

Vantage de Compuware es una herramienta especializada en monitorear la experiencia del usuario final, detecta con gran anticipación cualquiera de los 4 problemas básicos de TI por medio de la generación de estadísticas de
tráfico de red, monitoreo en tiempo real de la disponibilidad y monitoreo del tiempo de respuesta de todas las transacciones; tanto en aplicaciones
web y no web y desde cualquier punto de la red (VPN, intranet , extranet, internet), permitiendo a la empresa resolver estos problemas antes de que
el usuario final los detecte; de tal manera que la organización ofrecerá mejores servicios manteniéndose en el gusto y preferencia del usuario final.

Vantage es capaz de penetrar en el desempeño de las aplicaciones a través de todas las capas de tecnología; hace que la detección de problemas y la identificación de las causas de raíz sean eficientes y precisas, evitando que las empresas pierdan clientes y millones de dólares en transacciones y operaciones no realizadas.