Intel es reconocida como el EPA Green Power Partner of the Year

La EPA reconoció los esfuerzos voluntarios de la compañía para luchar contra el cambio climático
por medio de compras green power y su impacto en el avance del mercado de energía renovable.

“Esto no es nada más que un marco en nuestra estrategia de largo plazo para ayudar a hacer que la energía renovable sea más factible y se vuelva una elección realista para individuos y corporaciones”, afirma William Swope, vicepresidente del Grupo de Asuntos Corporativos de Intel. “La inversión en energía renovable es un imperativo para estimular el crecimiento del mercado energético de la nación y continuaremos por este camino con nuestros esfuerzos industriales”.

A comienzos de 2008, Intel firmó un compromiso por varios años para comprar más de 1.300 millones de kilowatios-hora de certificados de energía renovable (REC) por año —energía suficiente para satisfacer aproximadamente
el 47 por ciento de su compra de electricidad— y para colocar a la compañía en el primer lugar de la EPA Fortune 500 Green Power Partners List. Por medio de una combinación de RECs de Sterling Planet, Austin Energy y PNM, el amplio portafolio de energía renovable de Intel incluye proyectos eólicos en el Sudoeste y en el Noroeste Pacífico, así como instalaciones solares fotovoltaicas en California. La EPA estima que la compra record de Intel tiene un impacto ambiental equivalente
al que se lograría si se quitaran de la carretera más de 185.000 autos, o si se evitara el uso de la cantidad de electricidad necesaria para abastecer de energía más de 130.000 hogares medios americanos anualmente.

“Desde la compra de Intel, hemos visto un claro incremento en la demanda de mercado por energía renovable”, afirma Mel Jones, presidente y CEO de
Sterling Planet. “Nuestros contratos han crecido más de un 90 por ciento con relación al mismo período del año pasado. El compromiso de Intel es tener un impacto significativo en el mercado, al mismo tiempo que lidera nuevas exigencias en el sector y da ejemplo a los compradores corporativos, tanto grandes como pequeños”.

Además de ese empeño en estimular el mercado de energía renovable por medio de la compra de energía, Intel invierte e innova a través de una diversidad de actividades de conservación de energía, lo que ayuda a ahorrar más de USD
40 millones en sus propias operaciones desde 2001.