Venezolanos viven nuevas oportunidades gracias a Esperansap

Cuarenta (40) venezolanos se reinsertaron en el
mercado laboral gracias a la Fundación Esperansap, que trabaja para ofrecerles mejores oportunidades a profesionales desempleados entrenándolos como consultores SAP.

Desde su lanzamiento en abril, esta iniciativa ha entrenado a 78 personas en situación de desempleo y realizado cuatro academias, mientras que la quinta está en pleno desarrollo con 20 estudiantes más. “Estamos muy orgullosos de
los resultados obtenidos. Esperansap acaba de nacer y son decenas de hogares favorecidos, sumado al beneficio que reciben las empresas al contar con personal especializado”, dijo el director de la Fundación Esperansap, Flavio Rodríguez.

Para desarrollar este programa de entrenamiento, se decidió aprovechar la oportunidad que genera los aportes que exige la Ley Orgánica de Ciencia,
Tecnología e Innovación (LOCTI), ya que se trata de un proyecto de formación de talento humano y transferencia de conocimiento con un valor agregado para el país, el cual es ejecutado a través de la Fundación Esperansap, una entidad sin fines de lucro.

“Gracias a Esperansap, las organizaciones venezolanas pueden cumplir con la Ley a través de un programa de responsabilidad social confiable y cuyos beneficios no sólo son para el participante sino para toda la sociedad y por eso hago un llamado a todas las empresas para que contribuyan con este programa.”, indicó Rodríguez.

Una realidad palpable

“Trabajo en una empresa como Auxiliar Administrativo gracias a la academia Esperansap que tomé. Había estado desempleada, hice el curso y a las 2 semanas me llamaron para ofrecerme este trabajo. Lo mejor es que los conocimientos adquiridos los aplico a diario, sobre todo en la parte de inventarios, codificación y canal de distribución”, explicó Anele Vargas, Administradora Comercial.

Por su parte, Rigoberto Gallardo cuenta que se siente totalmente satisfecho, pues el programa no sólo cumplió sino que incluso superó las expectativas que tenía al entrar. “Estoy trabajando y lo visto en las 6 semanas lo aplico día a día, poniendo en práctica mis conocimientos del software”, dijo. El licenciado en Contaduría Pública trabajaba en el almacén de una casa automotriz y, luego de quedarse sin empleo, asegura que el tener en su currículo la certificación SAP le ayudó a conseguir en un mes el cargo que desempeña actualmente.