Para el creador de Wikipedia, el modelo “colaborador” acaba de empezar

AFP
Para probar el impacto de Wikipedia, el gurú de la Red, de 42 años de edad, cuenta cómo en una reciente visita a un bariro de chabolas en India encontró “a un joven en la calle que me dijo que había utilizado Wikipedia para pasar sus exámenes de final de curso en estudios secundarios”.

“Vaya, ¿es realmente genial, no? Hemos tenido un impacto, incluso en un lugar como éste donde yo hablaba a este chico en medio de calles llenas de barro, un entorno realmente diferente a Londres”, cuenta.

“Estamos todavía al principio de los esfuerzos para un modelo de colaboración”, considera Jimmy Wales, en declaraciones al margen de una ceremonia de entrega de premios en Londres.

“Para el vídeo, ahora, se está en muchos aspectos en la era de la “web 1.0″”, dice haciendo referencia al período precedente al de la “web 2.0″, la renovación del uso de internet con la posibilidad, sobre todo, para los internautas de interactuar, un modo de funcionamiento que también encarna Wikipedia.

“Si observamos todo lo que hay sobre (el sitio de vídeos) YouTube, se trata de individuos que hacen vídeos, ya sean de gatos divertidos o de chicas”, dice bromeando. Pero “no se ha visto todavía en vídeo proyectos colaborativos a gran escala”, subraya.

Jimmy Wales imagina de improviso el ejemplo de un vídeo para internet realizado con entrevistas a personas de todo el mundo que dieran su opinión sobre la guerra en Irak.

“Es una idea idiota, pero imagine que se puedan obtener con 100.000 personas un reflejo en vídeos realizados según un modelo de colaboración, para crear documentales, o comedias, arte o lo que sea”, sugiere.

“Creo que todavía hay mucho por hacer”, remarca.

Jimmy Wales reconoce que la colaboración tiene sus límites: “Si se quiere escribir una novela sobre un duelo y una redención, es probable que no se pueda hacer colaboración del público, porque eso es una visión individual y una visión de mundo”.

“Pero para informaciones básicas, creo que tener un diálogo público abierto, un debate y un proceso democrático, ese parece ser (un modelo) muy potente”.

El fundador de Wikipedia subraya también que deben preveerse medidas importantes para impedir que los Gobierno aprovechen informaciones personales, que cada vez más se almacenan en grandes bases de datos informáticos.

Considera que el riesgo de un uso abusivo de estos datos sobre los ciudadanos por parte de los Gobiernos es “una inquietud”, haciéndose eco del reciente informe de la organización Statewatch que advertía del hecho de que los Gobiernos europeos sacrifican cada vez más las libertades civiles para obtener un acceso ilimitado a los datos personales en nombre de la seguridad.

“Una de las cosas interesantes sobre las que se debe realmente reflexionar es cómo, cuando se utiliza internet, se deja una huella digital en todas partes”, afirma.

“Y no es solamente internet, sino también los teléfonos móviles y el resto. Estoy seguro de que si alguien quiere molestarse en hacerlo, es bastante fácil seguir mis desplazamientos alrededor del globo”.

“Es algo en lo que la mayoría de la gente no piensa, no piensan en ello porque, honestamente, nadie se interesa por lo que hace la mayoría de la gente”.

Pero mientras la potencia de los ordenadores aumenta, “debemos reflexionar realmente sobre los controles políticos necesarios para impedir a los Gobiernos abusar de este tipo de informaciones”.