Para las apuestas en línea, Obama gana a McCain

AFP
En el momento donde los primeros colegios electorales abrían sus puertas, el sitio irlandés Intrade, una de las mayores firmas del mundo de las apuestas en línea, daba un 91,2% de posibilidades de ganar al candidato Obama y solamente un 9,4% a su adversario.

En este tipo de sitios de predicción de acontecimientos político-económicos, los corredores de apuestas pueden en este momento apostar también sobre la perspectiva de una recesión en Estados Unidos en 2009 (un 77% de probabilidades) o sobre la victoria de un senador demócrata en Minnesota (45%).

La cotización prevista por Intrade significa que un apostante que juegue por el éxito de Obama ganará menos de nueve centavos por dólar apostado, mientras que los que apuesten por McCain ganarán 90,6 centavos.

Otro sitio, Iowa Electronic Markets, predice un 91,5% de posibilidades para Obama y un 8,6% para McCain. El mecanismo de estos mercados es simple: cuando se piensa que un candidato va a ganar, se compra el contrato y si no se vende.

Los apostantes están convencidos de que sus previsiones, basadas en inversiones contantes y sonantes, son más fiables que los sondeos.

En 2004, George W. Bush había ganado en todos los Estados donde los apostantes de Intrade habían predicho su éxito. En las legislativas de 2006, los apostantes habían afirmado con éxito que los republicanos perderían su mayoría en el Senado, cuando ningún politólogo se aventuraba a afirmar.

“Cuando alguien apuesta, saca dinero. No es solamente algo basado en la emoción, sino una inversión financiera. Es mejor que plantarse en medio de la calle y plantear preguntas”, considera Ken Robertson, de Paddy Power, la principal empresa de apuestas irlandesa.

Iowa Electronic Markets, bajo administración de la Universidad de Iowa, en el marco de un proyecto de investigación ha calculado que en 20 años, en el 74% de los pronósticos, será mejor que los sondeos, ya que se trata de cotizaciones dependientes de un mercado, indica Tom Snee, portavoz del proyecto de Iowa.

“La diferencia es que un sondeo pregunta: “¿por quién va a votar usted?”, mientras que nosotros preguntamos: “¿quién va a ganar según usted?”, subraya Snee, estimando que apostar 500 dólares (el máximo autorizado por Iowa Electronic) permitiría pensar con la cabeza y no con el corazón.

Incluso aunque el resultado parezca establecido de antemano, los grandes sitios de apuestas permiten aceptar apuestas a unos minutos del anuncio de los resultados.

Hace tres semanas, Paddy Power afirmó que estaba dispuesta a parar las apuestas y dar sus ganancias a los jugadores que hubieran apostado por una victoria de Obama, lo que suponía un millón de euros. Pero las apuestas volvieron a comenzar y ahora un jugador que haya apostado 100.000 libras sobre la victoria de Obama obtendría una ganancia de “solamente” 11.000 libras.

Algunos apostantes continúan creyendo en las posibilidades de McCain. Ted Sevransky está convencido de que una parte de las personas que dicen apoyar a Obama cambiarán de opinión al votar y no darán la victoria a un candidato de raza negra. “Es una elección que va a jugarse 50/50 como las dos precedentes en un país dividido”, estimó este apostante en el sitio “covers.com”.