Portátiles Toshiba alertan a usuario sobre fallas potenciales en su equipo

Los usuarios cuentan ahora con un nuevo aliado que permanecerá vigilante del funcionamiento de su equipo. Toshiba Assist, un conjunto de herramientas propietarias y patentadas por Toshiba, ha sido instalado en todas sus portátiles para facilitar un control y mayor interacción del usuario con los dispositivos.

Una de sus principales ventajas es la capacidad de autodiagnóstico que conlleva una revisión del funcionamiento de todos los componentes internos del hardware.

De llegar a presentarse algún indicio de falla potencial el programa emitirá de manera preventiva, una alerta visual que informará sobre la existencia de algún funcionamiento errático en alguno de los componentes (disco duro, memoria, procesador, etc.) del equipo que ameritará su traslado al centro de servicio para un diagnóstico más profundo y reparación inmediata.

“La posibilidad de contar con una herramienta que revise minuciosa y permanentemente nuestro equipo es vital porque los equipos cuando fallan no lo hacen de forma instantánea, sino de manera paulatina y progresiva. Pequeñas fallas en sus componentes van ocasionando otras mayores hasta llegar el día en que sufrimos una pérdida importante de datos o nos percatamos de pronto que la máquina no enciende”, explicó Sócrates Huesca, Gerente de Producto de Portátiles y Proyectores de Toshiba para México y América Latina.

“Toshiba Assist monitorea, a partir de esquemas de diagnóstico previamente elaborados por Toshiba en conjunto con sus centros de servicio, aspectos muy diversos, entre otros, relacionados por ejemplo con la temperatura del procesador o con posiciones inadecuadas del disco duro gracias a sensores 3D que alertan al usuario acerca de este tipo de factores con el ánimo de proteger la integridad y asegurar el correcto uso de sus componentes”, añadió.

Esta herramienta facilita además al usuario una mayor interacción con su hardware permitiéndole adaptarlo para obtener su máximo potencial de uso. Con Toshiba Assist es posible regular y controlar factores como el brillo de la pantalla, el arrastre del mouse, la velocidad del procesador, conexión automática e inmediata del equipo a redes inalámbricas seguras, incremento de la velocidad de la máquina cuando ésta funcione con batería, entre otra variedad de posibilidades.

Toshiba Assist fortalece también el control y la protección del hardware mediante el manejo de passwords, confiriendo al administrador poder para otorgar al usuario entrada únicamente al sistema operativo de los equipos y a la información pero reservándose para sí el acceso al siguiente paso de éste.

“Estas son sólo algunas adaptaciones que pueden configurarse a través de este programa de Toshiba desarrollado durante los últimos seis años, el cual pretende ofrecer un mayor agregado a nuestras portátiles y crear una nueva tendencia de uso en la que los usuarios pasarán a dirigir y decidir el tipo de comportamiento que esperan de sus equipos en vez de simplemente adaptarse a ellos”, apuntó Huesca.