Informes de mercado revelan que el miedo a comprometer la seguridad TI disminuye la innovación en el 80% de las organizaciones

RSA, la división de seguridad de EMC, ha
presentado los resultados de dos nuevos estudios que exploran la volátil relación entre la seguridad de la información y la innovación en los
negocios. El primer estudio, realizado por IDC, revela el creciente abismo entre la seguridad y la información y analiza el impacto que ocasiona en el
negocio esta situación en empresas líderes de todo el mundo. El segundo estudio, reúne a un grupo de directivos de élite para definir las primeras
estrategias avanzadas de gestión de riesgo de la información con el objetivo de salvar este desfase.

“El complejo nexo existente entre seguridad e innovación es evidente, pero las organizaciones están todavía buscando el correcto balance entre llevar innovaciones al mercado y establecer prácticas de TI seguras”, comentó Jorge Cortes, Gerente de Seguridad de EMC Norte de Latinoamérica. “La seguridad ha sido desde hace mucho tiempo una cuestión para los negocios globalmente, y esta investigación nos dice que es una prioridad hoy día para los equipos de gestión. No ha habido nunca un momento mejor para que las compañías realicen el cambio cultural, filosófico y tecnológico requerido para alinear mejor las estrategias de seguridad e innovación.”

El estudio de IDC revela que el riesgo de la seguridad TI es un inhibidor significativo en la innovación

Un estudio de IDC, encargado por RSA, encuestando a más de 200 directivos y
profesionales de la seguridad, bajo el título, “Innovation and Security: Collaborative or Combative*,” muestra que la mayor parte de las
organizaciones creen que crear un entorno ideal para la innovación es crítico para estar por delante de la competencia. Sin embargo, los encuestados revelan que a pesar de sus mejores intenciones, el riesgo de la seguridad de la información está impidiendo la innovación de los negocios. De hecho, 80% de los encuestados admite que sus organizaciones han desistido de ciertas posibilidades de innovación por preocupaciones acerca de la seguridad de la información.

IDC también ha encontrado que aunque el 80% de los CEOs cree que sus equipos de seguridad están contribuyendo formalmente al crecimiento y la innovación en sus negocios, solo 44% de los responsables de seguridad creen que se les
valora en su contribución a la innovación. Estas conclusiones apuntan hacia una sorprendente falta de alineación entre las expectativas de los gestores
y las prioridades de los profesionales de seguridad. Y mientras la necesidad de unir las estrategias de seguridad TI directamente con los objetivos de
negocio es un imperativo ampliamente reconocido, solo 21% de los encuestados cree que sus organizaciones han realizado con éxito la transición a un enfoque que sea proactivo y alineado con el negocio y que permita la innovación en vez de obstaculizarla.

“Hoy día los negocios no pueden crecer en ausencia de un entorno saludable para la realización de innovaciones”, comenta Cortes. “Es evidente que a pesar de algunos progresos positivos, la relación entre seguridad e innovación es todavía muy tensa. La realidad es que la innovación y la seguridad no necesitan competir como prioridades, son complementarias. Al final, creemos que las organizaciones que demandan una implicación de las TI en los esfuerzos de innovación de negocio desde fases tempranas y diseñan métricas específicas para medir la innovación del negocio para sus equipos de seguridad, tienen una oportunidad mucho mayor de avanzar en los propios objetivos de la organización.”