Nueva campaña de 18 y Punto avanza con fuerza en el punto de venta

En un plan de sensibilización, Consecomercio, Cigarrera Bigott y C.A Tabacalera Nacional, se unen orientados a concienciar sobre la
responsabilidad del no acceso de los menores de 18 años al cigarrillo y siguen trabajando para apoyar el cumplimiento del artículo 92 de la LOPNA

Con la nueva campaña, el Programa 18 y Punto
ratifica su interés de fomentar el sentido de responsabilidad y compromiso ético de crear conciencia en los ciudadanos para prevenir el acceso y la venta de cigarrillos a menores de edad. 18 y Punto es el primer programa que previene el acceso de menores de 18 años a productos para adultos; tiene cobertura en todo el país y está fundamentado jurídicamente en la LOPNA
(Art. 92). La incidencia de tabaquismo en menores de edad es un problema de gran significación en toda la región latinoamericana. En Venezuela, según cifras del Ministerio del Poder Popular para Salud, la realidad no es distinta ya que 2 de cada 10 niños menores de edad fuman; por si esto fuera
poco, comienzan a fumar entre los 12 y 15 años de edad.

Esta nueva campaña impulsada por la industria tabacalera y Consecomercio, tiene como frase emblemática “negocio responsable” y es una afirmación que con muchísima fuerza reitera lo que se ha venido haciendo por años, lo que negociantes desde sus locales y puntos de venta han logrado. De igual forma se busca hacer más fuerte el compromiso del comerciante y llegar a hacernos aliados en este tema que nos es común, sostiene Juan Carlos Restrepo, Director de Asuntos Corporativos de Bigott.

Según estudios realizados por la industria tabacalera y Consecomercio, cerca del 90% de los comerciantes en Caracas apoyan de manera significativa esta iniciativa y mencionan no venderle cigarrillos a menores de edad bajo
ninguna circunstancia, lo cual avala de manera importante la efectividad de la campaña y el modelo de trabajo conjunto entre comerciantes desde el punto de venta y la industria.

Como ha sido costumbre, durante estos últimos 8 años, el Programa de 18 y Punto mantiene las calcomanías en el punto de venta, pero esta vez contará con un mix de piezas muy interesante, entre los cuales destacan: tend cards, afiches y postales para entregar a los menores de edad a fin de que la información llegue directamente a los padres que mandan a sus hijos a comprar cigarrillos, asevera Mauricio Tancredi, Coordinador Sectorial de Consecomercio.

El compromiso que se tiene con la renovación del logotipo del programa se ha hecho pensando en la idea del trabajo en equipo: comerciantes, industria,
gremios y gobierno unidos con un único objetivo: prevenir el consumo de cigarrillos en menores de edad. Los hexágonos se van alineando y nos
permiten tener posibilidades de diseño y de incluir información, nos recuerdan una colmena donde cada pieza encaja de manera perfecta. El color
verde es radicalmente diferente a los colores empleados en el pasado, y es asociado a las luchas ambientalistas, a la esperanza.

“El consumo de tabaco en los menores de edad es un grave problema social que demanda el esfuerzo continuo y de largo plazo de la industria del tabaco.
Creemos que trabajando juntos podemos aunar esfuerzos, proporcionar apoyo y ofrecer orientación que ayude a dar forma a programas como 18 y Punto, el cual está muy bien focalizado hacia los puntos de venta”, agrega Ventura
Rodríguez, Gerente de Asuntos Corporativos de C.A Tabacalera Nacional.

Hoy día se puede decir que hay mayor conciencia, y esto se traduce en que el programa es aceptado y entendido ya que brinda valor agregado a la actividad cotidiana del comerciante en el punto de venta.