Mucho más malware y más oculto, principal riesgo informático para el 2009

En agosto de 2008 PandaLabs ya había detectado tanto malware como en los diecisiete años anteriores juntos

De acuerdo con las predicciones de PandaLabs, durante el 2009 las cifras de nuevo malware (virus, gusanos, troyanos, etc.) que se pondrá en circulación para infectar los ordenadores de los usuarios seguirán en aumento. En Agosto de 2008, el laboratorio de Panda Security había detectado ya tantos ejemplares nuevos de malware como durante los diecisiete años anteriores y se espera que en 2009 esta tendencia se mantenga, o incluso se alcancen cifras superiores.

Los troyanos bancarios y los falsos antivirus serán el tipo de código malicioso más presente durante 2009. Los primeros son un tipo de código
malicioso diseñado para robar claves de acceso a banca online, números de cuentas bancarias, etc. Los segundos son un tipo de adware que se hace pasar por un antivirus para hacer creer al usuario que está infectado con decenas de ejemplares de malware. Después, le invitan a comprar una versión de pago del falso antivirus para eliminar esas infecciones que, en realidad, no tiene. De esta manera, los ciberdelincuentes obtienen un beneficio económico de esta infección.

Respecto a las formas de distribución del malware, PandaLabs destaca que las redes sociales serán cada vez más aprovechadas, y ya no sólo por gusanos que se propagan de un usuario a otros, sino por códigos maliciosos diseñados para llevar a cabo acciones más dañinas como el robo de datos
confidenciales.

Igualmente, la distribución de malware utilizando los ataques de inyección SQL seguirá en aumento. Este tipo de ataques permite infectar a los usuarios
que visiten páginas web legales sin que estos se den cuenta. Para conseguirlo, los ciberdelincuentes se aprovechan de las vulnerabilidades existentes en los servidores don de se alojan esas páginas web.

Una tendencia que comenzará a tomar notoriedad en 2009 será el uso de packers y ofuscadores más personalizados. Estas herramientas sirven para
comprimir el malware y, de esta manera, hacer más difícil su detección. Los ciberdelincuentes evitarán utilizar las herramientas estándar de este tipo que se venden en foros, webs, etc., y buscaran realizar sus propias herramientas de ofuscación o adaptar las existentes para hacerlas
diferentes. La razón es que estas herramientas están comenzando a ser detectadas por firmas por muchos fabricantes de seguridad, razón por la
cual, los ciberdelincuentes buscarán soluciones más “personalizadas” y menos estandarizadas.

Parecida razón tendrá el rebrote de códigos maliciosos clásicos como los virus que PandaLabs prevé para 2009. El uso de tecnologías de detección cada vez más sofisticadas, como la Inteligencia Colectiva de Panda Security,
capaces de detectar incluso ataques de bajo nivel y las técnicas de malware
más novedosas, provocará que los ciberdelincuentes comiencen a hacer uso de
viejos códigos, pero adaptados a las nuevas necesidades. Es decir, ya no serán virus destinados a evitar el buen funcionamiento del sistema o la
apertura de archivos, como hace una década, sino que servirán, por ejemplo, para ocultar troyanos destinados al robo de información bancaria.