IBM ocupa el primer puesto en estretegias contra el cambio climático

El informe emitido analiza las prácticas de gobernabilidad de cambio climático en 63 de las mayores empresas del mundo en los rubros minorista, farmacéutico, tecnología, vestimenta y otros que se relacionan con consumidores (http://www.ceres.org).

“Este es un reconocimiento a la dedicación de larga data de IBM y a sus gestiones y compromiso con la energía y el cambio climático,” comentó Wayne S. Balta, vicepresidente de Asuntos Ambientales Corporativos y Seguridad de Productos de IBM. “Desde la manera de administrar nuestras operaciones hasta lo que ofrecemos a nuestros clientes, IBM está comprometida con el liderazgo en la eficiencia de energía y la protección del clima en todas sus actividades.”

A finales del año pasado, IBM también fue evaluada positivamente entre 24 compañías de tecnología de la información por Gartner y WWF Suecia por el modo en que administra el cambio climático en todas sus operaciones de negocio, incluyendo lo que Gartner denomina aspectos básicos ambientales, aspectos básicos de cadena de suministro, aspectos básicos de carbono, emisión de carbono y campeones de bajas emisiones de carbono (http://www.gartner.com/it/page.jsp?id=792412).

IBM también está apalancando su propio trabajo operativo en energía y cambio climático como parte de su llamamiento a un “planeta más inteligente” donde un mayor grado de inteligencia se incorpora a la forma en que funciona el mundo. En particular, los productos y servicios de IBM abordan no sólo el impacto directo de la tecnología informática en el consumo de energía y las emisiones de CO2, sino también las formas en que la TI puede ayudar a resolver los desafíos de la energía y el clima. Pasando de hardware eficiente en el consumo de energía, por software y centros de cómputo de administración de la energía a redes de electricidad inteligentes, el apoyo al desarrollo de tecnologías de energía solar, gestión del carbono, sistemas de transporte inteligente y más, las iniciativas de IBM están respondiendo a este desafío global en forma coherente con uno de los valores centrales de la compañía: Innovación que importa.

El tradicional compromiso de IBM con la protección del clima está respaldado por casi dos décadas de medición de la eficiencia de energía y evaluación del impacto climático. Los resultados han sido significativos. Por ejemplo:

Entre 1990 y 2007, IBM ahorró 4.600 millones KWh de consumo eléctrico, evitó casi 3.100 millones de toneladas métricas de emisiones de CO2 (equivalentes a 45 por ciento de las emisiones globales de CO2 de la compañía en 1990) y ahorró más de USD 310 millones a través de sus acciones anuales de conservación de la energía.
La compra de energía renovable y REC (certificados de energía renovable) en IBM aumentó de 11 millones KWh en 2001 a 455 millones KWh en 2007, que representa 8,5% de las compras globales de electricidad totales de IBM en 2007.
Para extender aún más estos logros, IBM fijó una meta de “segunda generación”: reducir las emisiones de CO2 asociadas con el consumo de energía por parte de IBM entre 2005 y 2012 a través de la conservación de energía, el uso de energía renovable y la financiación de RECs.
IBM también comparte sus resultados de manera transparente. IBM fue una de las tres compañías de manufactura que informó sus emisiones de gases del efecto invernadero (GHG) bajo el programa de reporte voluntario del Departamento de Energía desde su lanzamiento en 1995 y divulga también las emisiones de dióxido de carbono a través del Proyecto de Divulgación de Carbono (CDP) desde sus comienzos en 2003. IBM también integra la nueva Colaboración de Liderazgo de Cadena de Suministro de CDP para promover la gestión e información de GHG por parte de compañías en la cadena de suministro. Las colaboraciones voluntarias de IBM con las organizaciones externas en el gobierno y la comunidad subrayan aún más el enfoque proactivo de la compañía hacia la protección climática.