La justicia belga multa a Yahoo por no cooperar en la investigación de un fraude

Yahoo

En el marco de una investigación sobre presuntos fraudes organizados mediante el uso, bajo pseudónimo, de direcciones de correo electrónico de Yahoo, la fiscalía belga solicitó al portal de Internet que le suministrara la identidad de los estafadores. Yahoo se negó, aduciendo que es una empresa estadounidense y que esa información tiene que pedirse a sus oficinas de EEUU.

El ministerio público, sin embargo, respondió con el argumento inverso, es decir, que Yahoo es también una empresa belga porque sus servicios están disponibles en Bélgica. El tribunal de Termonde (al norte del país) impuso a Yahoo una multa de 55.000 euros por “rechazo de colaboración con la justicia”, así como otra de 10.000 euros al día si continúa manteniendo su negativa a colaborar con la justicia.

“Estamos en profundo desacuerdo con la decisión del tribunal”, indicó en un comunicado Yahoo, que tiene previsto apelar la sentencia. “EEUU y Bélgica tienen un tratado internacional que los fiscales deberían haber respetado, para reclamar informaciones a una empresa estadounidense de forma adecuada”.

La fiscalía belga dijo no haber tenido problemas en casos de peticiones de datos similares a otros portales, como Google, y también a Microsoft, otras dos empresas estadounidenses que ofrecen servicios de mensajería electrónica. “Tenemos principios legales y políticos para no desvelar informaciones. Planteamos esta cuestión ante el Gobierno estadounidense”, aseguró Yahoo, tras asegurar que no “esconde informaciones a las autoridades belgas”.

En 2007, el grupo fue criticado por haber transmitido a las autoridades chinas direcciones de correo electrónico y otras informaciones que condujeron al arresto de dos disidentes. Una demanda civil contra Yahoo en el marco de ese asunto se saldó con un acuerdo amistoso cuyos detalles no fueron divulgados.