Lufthansa presenta buen resultado financiero para el año 2008

 

 

En la Asamblea General de este año de la Deutsche Lufthansa AG, celebrada en Colonia, Alemania, Wolfgang Mayrhuber presidente del directorio, presentó a los accionistas el resultado financiero para el año 2008, que constituye el segundo mejor resultado en la historia de la empresa.

“El resultado financiero alcanzado se diferencia y se destaca positivamente de aquél de nuestros competidores. Considerando el entorno del mercado durante el año 2008, caracterizado por niveles máximos en el precio de los combustibles y por la crisis en el mercado financiero, debemos especial respeto y agradecimiento a los líderes y empleados del Consorcio. Logramos mantener el curso en sentido estratégico y estamos en una posición sólida, tanto desde el punto de vista financiero como también operacional. Esto significa una ventaja decisiva para lograr superar la crisis actual. Con este excelente resultado para el 2008 demostramos que la confianza que nuestros accionistas han depositado en Lufthansa se justifica“, dijo Mayrhuber en Colonia.

El Directorio y el Consejo de Supervisión sugirieron a los accionistas un dividendo de 70 centavos por acción. “Esto es atractivo, comparado con la rentabilidad del dividendo; un valor tope dentro del DAX. Ante el escenario de las exigencias que nos planteará este año hemos llegado a un compromiso justo para todos“, dijo Mayrhuber en relación a la sugerencia del dividendo, cuyo monto es más bajo en comparación con el ejercicio anterior.

En cuanto al dividendo para el año 2007, éste había incluido, además, las ganancias provenientes de las participaciones en Thomas Cook.

En vista a la situación del Consorcio, el Presidente de Lufthansa declaró: “La grulla es un pájaro resistente. No le importan las inclemencias del tiempo, y domina las maniobras para esquivar las turbulencias cuando éstas se tornan muy fuertes”. Sin embargo, no se puede preveer la duración ni la extensión de la crisis económica actual. El rubro del transporte aéreo debe estar preparado para sufrir repercusiones considerables. “Nos enfrentamos a una época difícil. Actualmente, estamos muy concientemente colocando el pie en el freno. No obstante, según las necesidades, podemos volver a acelerar en cualquier momento“, dijo el Jefe de Lufthansa. “La calidad de una empresa también puede medirse según la necesidad de realizar un giro estratégico brusco en épocas de crisis. Ello no es necesario en el caso de Lufthansa, muy por el contrario.” Lufthansa estaría desarrollando la ampliación de su asociación de aerolíneas y fortaleciendo su alianza y sus colaboradores.  Se habrían fijado importantes vías para el proceso de consolidación. “Una consolidación cada vez mayor del tráfico aéreo es requisito previo para que Europa pueda prevalecer en la competencia global. En este sentido, en el interés del domicilio financiero y del mercado laboral es imprescindible no construir vallas infranqueables. “

Durante el presente ejercicio, la crisis actual presionaría considerablemente los resultados, pero también abriría oportunidades en muchas áreas para mejorar las cosas, como dijo Mayrhuber: “La industria del transporte aéreo no necesita de subvenciones. Lo que necesitamos son condiciones básicas flexibles y razonables y, ante todo, no más cargas.“

En vista a la amenaza de las limitaciones a los vuelos nocturnos en el Aeropuerto de Frankfurt, el Jefe de Lufthansa acentuó: “Mientras, desde el centro de la ciudad de Frankfurt hasta Rüsselsheim, varios miles de puestos de trabajo corren peligro, y mientras la política lucha por conservar algunas empresas con montos que
ascienden a miles de millones, nosotros arriesgamos, por la presión de algunos opositores a los vuelos nocturnos, que el aeropuerto mundial de Frankfurt apague las luces durante la noche y se pierdan miles de puestos de trabajo, y, además, se obstruya la economía de exportación que es de importancia para toda Alemania.“ Asimismo, en los tiempos en que se reducen las cifras de pasajeros y de carga, Mayrhuber solicitó una mayor flexibilidad a los socios en la cadena de valoración del transporte aéreo.

La decisión de la Unión Europea de llegar a un sistema de manejo de emisiones propio para Europa, adicionalmente al protocolo de Kyoto, también tendría consecuencias desastrosas para las aerolíneas aquí asentadas, dijo Mayrhuber en la Junta General. Es de esperarse con urgencia que hacia fines de año aún se tomen los pasos necesarios en dirección a un sistema de manejo de emisiones global para alcanzar las condiciones que permitan una competencia justa. No obstante, Mayrhuber advirtió que no se debe confiar exclusivamente en los instrumentos reguladores. De mayor importancia serían los avances operacionales y tecnológicos: “Reducir las emisiones es de nuestro más íntimo interés. Así ahorramos combustible y, de este modo, costos. Lufthansa se basará en una estrategia de cuatro pilares que combine el avance tecnológico, un aprovechamiento eficiente de la infraestructura, una optimización en el desarrollo empresarial e instrumentos económicos, incluidos los combustibles alternativos. “