Novedoso dispositivo SOA permite servicios de nube para las empresas

 

Primer Hardware en su tipo y nuevo software aceleran implementación de aplicaciones

Éstos incluyen:

IBM WebSphere CloudBurst Appliance: un nuevo dispositivo (appliance) de hardware que proporciona acceso a imágenes virtuales de software y patrones que pueden usarse tal como están o pueden ser fácilmente personalizables para luego ser desplegados, administrados y mantenidos en forma segura en una nube privada;

IBM WebSphere Application Server Hypervisor Edition: una versión del software IBM WebSphere Application Server optimizada para funcionar en ambientes de servidores de hardware virtualizados tales como VMware, que viene precargado en WebSphere Cloudburst.

Con este anuncio, IBM da más posibilidades a los clientes para consolidar y administrar los recursos existentes con el objetivo de alcanzar las ventajas económicas y tecnológicas de nubes privadas que son cada vez más populares. Un beneficio primario para los clientes que ya tienen una base SOA es que la computación en nube les permite ahora reutilizar y compartir aplicaciones.

Siendo el primer applicance de hardware en su especie, WebSphere CloudBurst almacena y asegura imágenes y patrones WebSphere Application Server Hypervisor Edition a ser dispensados a la nube. WebSphere CloudBurst ayuda a los clientes a desarrollar, probar y desplegar fácil y rápidamente las aplicaciones de negocio, poniendo fin al uso de procesos manuales, complejos y prolongados asociados con la creación de ambientes de aplicaciones. Una vez terminados, los recursos son devueltos automáticamente al pool de recursos compartidos y se registran para la asignación de costos internos. WebSphere CloudBurst también administra el acceso de los usuarios individuales y de grupos, dando a los gerentes de TI el tipo correcto de controles de acceso, con niveles de eficiencia óptimos.

IBM también está anunciando BPM BlueWorks, un conjunto basado en la nube de herramientas de proceso de negocio y estrategia.

Con base a proyecciones iniciales de IBM, este ambiente de nube de prueba puede ahorrarles a los clientes hasta 50 o 75% en gastos de capital y licencias, y hasta 30 o 50% en costos operativos y laborales, a través de un aprovisionamiento automatizado y configuración de recursos de prueba virtualizados. Además, estos servicios pueden mejorar la calidad al reducir entre 15 y 30% los defectos producidos por deficiencias en las configuraciones y el modelado.

Estas ofertas llegan en momentos en que las organizaciones enfrentan una crisis de complejidad y accesibilidad, en la que los costos para administrar y alimentar las operaciones son más caros que el mismo hardware y software. Para combatir esta tendencia, IBM ha compilado el portafolio más completo de software y servicios de computación en nube para clientes empresariales que hoy existe en la industria, con  base a su larga trayectoria en seguridad, virtualización, innovación basada en estándares y computación a gran escala, para ayudar a los clientes a integrar este nuevo modelo de cómputo a sus empresas.

“Al igual que SOA, la computación en nube se trata de reutilización, flexibilidad de servicio y estandarización de procesos,” comentó Bruno Teullet, gerente de WebSphere de IBM en Suramérica de habla hispana . “A través de su amplia cartera de hardware, software y servicios, IBM está comprometida a dar a los clientes empresariales agilidad de negocios a través de mayor flexibilidad en la tecnología y una economía más inteligente.”