IBM y SAP demuestran nueva tecnología de computación en nube

IBM y SAP demostraron una nueva tecnología para la computación en nube que hace especial énfasis en la migración de cargas de trabajo entre servidores físicos y centros de datos. Ésta fue realizada dentro del proyecto RESERVOIR, una iniciativa de investigación conjunta, liderada por IBM, en la que intervienen 13 socios europeos, cuyo objetivo es desarrollar tecnologías que ayudan a automatizar la demanda de fluctuación para los recursos informáticos en un ambiente de computación en nube.

La iniciativa financiada por la Unión Europea, cuyo nombre RESERVOIR corresponde a la sigla de Virtualización de Recursos y Servicios sin Barreras, explora la implementación y gestión de los servicios de TI en distintos ámbitos administrativos, plataformas informáticas y geografías. Este proyecto de computación en nube apunta a desarrollar tecnologías para dar soporte a la economía en línea basada en los servicios, en la que los recursos y servicios se proveen y administran de manera transparente (http://www.reservoir-fp7.eu/).

La finalidad de demostrar esta tecnología es dar a las empresas una gama de soluciones de computación en nube para satisfacer sus necesidades de negocio específicas.

La computación en nube es un enfoque emergente a la infraestructura compartida en la que grandes grupos de sistemas se conectan para dar servicios de TI. Este enfoque para dar y consumir TI da respuesta a los desafíos que muchas empresas hoy enfrentan: la inmensa complejidad de centros de datos distribuidos, el aumento en el costo de la energía y la necesidad de adaptar dinámicamente la asignación de recursos de TI a las cargas de trabajo y prioridades de negocio en constante cambio.

En esta demostración de tecnología, IBM y SAP muestran cómo los usuarios pueden ejecutar aplicaciones empresariales en la nube, haciendo especial énfasis en la migración de cargas de trabajo entre servidores físicos y entre centros de datos. Esta demostración es otra prueba del trabajo conjunto que desarrolla IBM con asociados en toda la industria informática para profundizar en el conocimiento sobre la creación y configuración de cargas de trabajo, y ayudar a las empresas a hacer una transición al entorno de nube de la manera más natural posible.

"El descubrimiento que estamos mostrando es que las aplicaciones pueden trasladarse flexiblemente entre servidores físicos remotos, sin importar dónde estén ubicados, lo cual hace de nuestro trabajo una tecnología habilitadora fuerte para la nube,” explicó el Dr. Joachim Schaper, VP EMEA de SAP Research. “Específicamente, en ambientes de escala de nube, los proveedores de servicio deberán dar a los usuarios acceso a servicios por toda la nube. Tendrán que competir en desempeño y Calidad de Servicio; por lo tanto, la nube futura deberá respaldar la movilidad de aplicaciones a lo largo de centros de datos dispares para poder optimizar el desempeño.”

"Con RESERVOIR, nuestro objetivo es proporcionar tecnologías de computación en nube que permitan la prestación de servicios de tecnología informática eficientes en el consumo energía y superando las fronteras, impulsados por las demandas reales, con el objetivo de mantener costos competitivos,” comentó Dr. Yaron Wolfsthal, gerente senior de tecnologías de sistemas del IBM Research Lab en Haifa, Israel, donde se desarrolló la tecnología. “La nueva tecnología nos permite hacer realidad la visión de la verdadera computación en nube, moviendo las aplicaciones entre distintas redes interconectadas para optimizar el balanceo de cargas entre servidores remotos. Cuando se producen cambios en las cargas de trabajo, la nueva tecnología automáticamente balancea la utilización de recursos y apaga los servidores subutilizados (y, posiblemente, centros de datos completos) en momentos de baja demanda, en tanto que enciende los servidores ociosos cuando la carga aumenta.”

En esta demostración, la migración de las cargas de trabajo por la nube está respaldada por sistemas Power6 de IBM, lo cual permite a los usuarios ejecutar aplicaciones separadas en distintas máquinas virtuales, llamadas particiones lógicas, en el mismo servidor físico. La función Live Partition Mobility del sistema IBM POWER6 permite aún más el movimiento de una partición de un servidor basado en POWER6 a otro servidor basado en POWER6 en el centro de datos sin indisponibilidad de las aplicaciones. El resultado es un mejor aprovechamiento de los sistemas, mejor disponibilidad de las aplicaciones y ahorro de energía.