Continental Airlnes inicia festejos de su 75 aniversario con un Boeing retro

La aerolínea volará el nuevo avión a sus tres centros de operaciones para diversos festejos de aniversario en los que tomará parte tanto el personal activo como empleados jubilados. El avión se presenta en el Aeropuerto Intercontinental Bush de Houston el jueves 25 de junio y en los aeropuertos de Nueva York/Newark Liberty y Cleveland Hopkins el viernes 26 de junio.
 
“Estoy muy orgulloso de festejar esta ocasión tan especial con el equipo Continental, que incluye a nuestros 43.000 colegas actuales y también a los muchos colegas jubilados que forjaron la historia de Continental e hicieron de esta línea aérea lo que es hoy día”, dijo Larry Kellner, Presidente del Consejo de Administración y Director General Ejecutivo (CEO) de Continental. “No son muchos los septuagenarios que creen que su futuro será más largo y vibrante que su historia, pero eso es exactamente lo que anhelamos en Continental”.

Los primeros años
 
La historia de Continental se remonta a Varney Speed Lines, empresa fundada en 1934 por Walter T. Varney con la misión primordial de transportar correspondencia para el servicio postal estadounidense. La empresa voló por primera vez el 15 de julio de 1934, transportando cien cartas y cero pasajeros entre Pueblo, Colorado y El Paso, Texas. En aquel entonces, Franklin Roosevelt era presidente de los Estados Unidos, el ingreso anual promedio de un estadounidense era de alrededor de US $1.600, un automóvil nuevo costaba US $625 y para comprar 1 galón de gasolina había que desembolsar 10 centavos.
 
Walter Varney prestó especial atención al desarrollo de la flota de la naciente aerolínea, llamada “Continental America’s Fastest” (“la más veloz en los EE.UU. continentales”) en virtud de la gran velocidad que alcanzaban sus aviones. El énfasis en una flota fuerte y bien desarrollada es un elemento que no ha cambiado en los últimos 75 años: Hoy en día, Continental opera la flota más nueva y eficiente en consumo de combustible entre las principales líneas aéreas de cobertura global de los Estados Unidos.
 
Anteriormente, Varney había fundado otra línea aérea que se convertiría en United Airlines. Este año, las dos empresas concebidas por Walter Varney tienen planeado reencontrarse en un acontecimiento que marcará un hito en la historia, al unir sus fuerzas como socios dentro de la alianza global Star Alliance.
 
El liderazgo de Bob Six
 
Varney Speed Lines se convirtió en Continental Airlines en 1937 bajo el liderazgo del legendario Robert F. Six, quien estuvo al mando de la compañía hasta bien entrada la “era del jet”, ampliando su alcance y cobertura a lo largo de más de 40 años.
 
Bob Six fincó los cimientos de la reputación que hoy tiene Continental por la calidad insuperable de su servicio y por el énfasis con que aborda la atención al cliente.  En 1944, los ingresos por concepto de pasajeros superaron a los ingresos obtenidos del transporte de correspondencia por primera vez en la historia de la aerolínea. Bajo la batuta de Six, Continental se convirtió, a finales de la década de 1940, en una de las primeras líneas aéreas en experimentar con tarifas de clase turista, y a finales de los cincuenta estableció su servicio de primera clase  llamado “Gold Carpet Service”.
 
 “Una cosa que no ha cambiado se remonta hasta los tiempos de Robert Six – aún hoy en día queremos brindar a nuestros clientes la mejor experiencia desde el momento que abordan el avión hasta que llegan a su destino”, asegura Jo Strauss, responsable de la administración de manuales y publicaciones en la sede corporativa de la empresa en Houston e integrante del equipo Continental desde 1968.
 
Bob Six también consolidó la presencia de Continental en el Pacífico mediante la creación de Air Micronesia, una subsidiaria que a la fecha sigue siendo propiedad de Continental.
 
Tiempos turbulentos
 
A finales de los años setenta — luego de la promulgación de la ley de desregulación de las aerolíneas –, y hasta los primeros años de la década de los noventa, Continental atravesó algunos de sus días más difíciles, batallando durante años de pérdidas financieras, un sinnúmero de fusiones y adquisiciones y dos procesos de quiebra, todo ello complicado por una tensión en las relaciones laborales que las llevó hasta el punto de ruptura. Aún en medio de aquellas épocas tan amargas, Continental alcanzó grandes logros: En 1987, instituyó su programa de viajero frecuente OnePass  y, en 1992, lanzó al mercado su servicio de cabina premium BusinessFirst, orientado a brindar servicio de primera clase a tarifas de clase ejecutiva.
 
Asimismo, durante este período se conformaron los centros de distribución de vuelos que actualmente opera Continental en los E.U.A  A finales de los setenta y principios de los ochenta, después de la desregulación, la presencia de Continental en Houston, que comenzó con el primer vuelo de la compañía a aquella ciudad en 1951, se fue fortaleciendo hasta transformarse en un auténtico centro de operaciones. En febrero de 1987, la fusión de Continental con People Express fincó los cimientos para que la compañía creciera y cultivara una presencia de liderazgo en el estratégico mercado de Nueva York. Así, el aeropuerto Liberty de Newark se convirtió en una de las puertas de acceso internacional más importantes del orbe, y hoy Continental sigue siendo la aerolínea más grande en el área de Nueva York.  En julio de 1987 Continental inauguró su centro de distribución de vuelos en Cleveland, con lo que triplicó su presencia en esa ciudad.