MasterCard en sintonía con la ecología

 

Teniendo en mente la noción del cambio interno antes del externo, las oficinas de MasterCard en diversos países comenzaron a modificar aspectos de su cultura corporativa: reemplazaron todos los bombillos normales por los ahorradores; promovieron el uso de vasos y platos de cerámica al reemplazar los desechables y comenzaron a adquirir detergentes biodegradables que no dañan el medio ambiente. Adicionalmente las impresoras están configuradas en modo “impresión en ambas caras” del papel y el sistema de iluminación y ventilación se manejan con sensores de movimiento que regulan su encendido y apagado.

La casa matriz de la región de Latinoamérica y el Caribe también se unió a las iniciativas incorporando estas acciones y otras tales como la organización de dos jornadas ecológicas: una plantación de árboles sabatina con 30 empleados y sus familias y un día de reciclaje de equipos electrónicos obsoletos que eran canjeados por entradas para la película “La Tierra” entregadas al empleado y su núcleo familiar. Esta última iniciativa fue tan aplaudida entre los empleados que el reciclaje se ha mantenido hasta la fecha. Adicionalmente, todos los trabajadores de la empresa reciben periódicamente, a través de correos electrónicos, unos “Tips Verdes” que afianzan nociones sobre cómo cuidar mejor el medio ambiente y los animan a seguir el impulso ya iniciado.

Además de haber sembrado el interés ecológico entre sus empleados al involucrarlos en pensamientos y actividades “Verdes”, MasterCard ha visto frutos económicos con la incorporación de todas estas acciones tal como un ahorro significativo de un 50% en la compra de papel y en otros gastos operativos.

La ola “Verde" de MasterCard comenzó en los Estados Unidos, se expandió por Europa y Asia y luego aterrizó en America Latina. Todo inició en Purchase, NY, casa matriz de la compañía con la creación de un Equipo Verde encargado de sumar a más personas en esta causa de concienciación ecológica en el trabajo así como reciclaje. Europa le siguió el paso lanzando una campaña  publicitaria “Verde” en el formato Priceless® (no tiene precio™),  – que luego fue replicada en los Estados Unidos y actualmente se está transmitiendo por toda la región Latinoamericana a través de algunos canales de cable-,  al mismo tiempo que la oficina de MasterCard Asia Pacífico comenzó a promover entre sus empleados, clientes instituciones financieros y tarjetahabientes  el concepto de “Comprar Verde” y el uso de bolsas de supermercado reusables.
 

“La multiplicación e incorporación de nuevas acciones “Verdes”, y de gente comprometida con la causa ecológica, son el objetivo de MasterCard para lograr un futuro más cónsono con lo que el planeta Tierra necesita de nosotros los humanos: el cuidado del medio ambiente”, dijo Olga Martínez, quien lidera el área de recursos humanos para la región de América Latina y el Caribe para MasterCard Worldwide.