Venezuela con un 39% de Productos Faltantes en sus Anaqueles

GS1 Venezuela presentó su quinto estudio de  Producto Faltante en el Anaquel (PFA), una medición que indica el porcentaje de ausencia de un producto en las estanterías de supermercados y cadenas de farmacias. Este año el PFA se ubica en 39,4 %, presentó una disminución alrededor de 9 puntos porcentuales con respecto a 2008 (48,1 %). La información se recabó entre junio y julio de 2009 en las principales ciudades del país.

Este estudio contó con el respaldo la empresa de investigación de mercado Nielsen y según  Ricardo Rizzi, gerente comercial de GS1 Venezuela, la medición no incluye productos regulados ni perecederos, porque “el faltante en el anaquel nos alerta sobre las fallas en las que tanto fabricantes como comerciantes pueden realmente actuar, son ellos quienes los solicitan el estudio para ser más eficiente en el abastecimiento de anaqueles.”

Para Rizzi, hay dos grandes actores en la cadena de suministro responsables de garantizar los productos: manufactureros y comerciantes, por cuanto la responsabilidad de la ausencia en las estanterías de supermercados y cadenas de farmacias es compartida, en esta oportunidad se mantuvo el mismo porcentaje que el año anterior 61,3% corresponde al proveedor 38,7% al centro de distribución y el punto de venta.

Las causas detectadas generadoras de los faltantes en los anaqueles y sobre las cuales se puede actuar en lo inmediato, recaen en los detallistas 24,8% en sus centros de distribución y 13, 2% en el punto de venta en sí. Analizando este último porcentaje se encontró que 48,2 % había ocurrido el faltante porque el piso de venta no hizo el pedido al centro de distribución y  40,1% el pasillero no repuso el producto en la estantería. “Tan sólo con pedir a tiempo el producto y sacarlo de la trastienda al anaquel podríamos reducir en casi 90% el faltante por este concepto” agregó Rizzi.

Por su parte, el consumidor es el más afectado al no encontrar el producto que busca y para saber su opinión, el estudio incluyó dos mil entrevistas, para conocer su actuación frente al faltante. El resultado indicó que el 50% de las veces el consumidor se va otro negocio, y generalmente (65% de las veces) no pertenece a la misma cadena de supermercado o farmacia visitada; el 27% compra otra marca; el 17% no compra ese día y el 7% compra otra presentación-. Una conclusión de estas acciones es que el consumidor prefiere cambiar de establecimiento antes de cambiar la marca.