HP presenta resultados de su práctica de antipiratería en América Latina

El día de hoy, el Grupo de Imagen e Impresión (IPG) de HP Latinoamérica ofreció una videoconferencia en donde compartió los resultados de sus prácticas antipiratería en toda la región. De igual forma, presentó recomendaciones para los consumidores de manera que se mantengan alerta y protegidos.

HP tiene un programa de Anticounterfeit (ACF, por sus siglas en inglés) para que los consumidores reporten cualquier sospecha de este tipo de cartuchos, pero HP no es el responsable de la persecución y ejecución de esto, la responsabilidad es de las autoridades judiciales de cada país. La compañía ha llevado a cabo esta práctica durante casi una década, por lo que se le ha considerado pionera. Al día de hoy, su operación es más amplia y unificada, y es considerada un modelo en la industria.

La falsificación: una amenaza a la inversión en ciencia y tecnología
Un producto falsificado es un producto fabricado para parecer idéntico o casi idéntico a un producto original, por lo general con el objetivo de engañar a los consumidores.

La Cámara de Comercio de E.U.A. estima que la falsificación y piratería cuesta a la economía norteamericana unos $250,000 millones de dólares al año y conduce a la pérdida de 750,000 empleos en Estados Unidos.

La Organización Mundial de Aduanas estima que el 10 por ciento del comercio mundial está compuesto por productos falsificados, piratas y del mercado gris.

Del 2005 al 2008, el Grupo de Antipiratería de HP confiscó más de 8 millones de tintas falsificadas y más de 6 millones de tóners falsificados, para un total de más de 15 millones de artículos falsificados.

”La falsificación de consumibles ocurre cuando un cartucho rellenado o clonado con tintas o tóner que no es de HP se inserta en una caja que lleva la marca de HP sin autorización, la cual se asemeja en extremo a un paquete HP original y se vende como nuevo,” señaló Carl Risheim, Gerente del Programa de Antipiratería para Américas del Grupo de Seguridad Global. “Los consumidores adquieren lo que parece ser un producto HP legítimo y original, y con frecuencia acuden a HP cuando la tinta se seca prematuramente o provoca el mal funcionamiento de sus impresoras”.
 
HP protege a sus clientes y socios
HP lucha por proteger a los consumidores que podrían verse afectados por la falsificación, ya que los productos HP falsificados con frecuencia se relacionan con el comercio de otros productos ilícitos, tales como drogas, y con el crimen organizado, el terrorismo, las condiciones de trabajo ilegales y la mano de obra infantil.     

HP trabaja para alertar y educar a los clientes sobre cómo identificar los productos falsificados incorporando alertas ACF en los productos HP nuevos. 

“La mayoría de las impresoras nuevas alertarán a los clientes cuando un cartucho previamente vaciado se inserta en la impresora, lo que indica que el cartucho no es un producto HP original y puede ser falsificado. Si eso sucede, los clientes que crean haber comprado un cartucho nuevo y original deben sospechar del mismo y regresarlo al lugar de compra,” dijo Luis Pablo Alcalá, Gerente de Desarrollo de Mercado para el  área de Consumibles en HP Latinoamérica.

HP también ayuda a los clientes a protegerse a sí mismos de la compra de consumibles falsificados, exhortándolos a:  
o adquirir productos a través de canales minoristas y comercios establecidos y de buena reputación;
o evitar adquirir productos en sitios de subastas o a través de distribuidores fuera de su área geográfica inmediata;
o evitar productos que se anuncian como “descontinuado” o “calidad secundaria”;
o evitar consumibles de impresión que se entregan en un paquete alterado o de mala calidad;
o Considere que HP no vende tinta a granel, por tanto se desconoce el origen de la tinta con que los cartuchos pirata son rellenados. 

HP también está comprometido con la protección del medio ambiente, y los productos falsificados casi siempre contienen ingredientes dañinos y provienen de prácticas que dañan el medio ambiente.

La sofisticada infraestructura antipiratería de HP
Las investigaciones y acciones legales de antipiratería de HP abarcan todas las facetas del negocio de la falsificación. Desde el distribuidor más pequeño hasta los fabricantes más grandes, los productores y las fábricas de impresión, HP asume con seriedad la protección de su propiedad intelectual y sus marcas a través de inteligencia e investigaciones que cruzan las fronteras para detener el comercio internacional de productos ilícitos.

HP colabora con las agencias policíacas y los funcionarios aduanales de todo el mundo para combatir la producción, distribución y venta de productos falsificados.   
• HP contrata a estrategas y a expertos en acción legal antiguamente empleados por el FBI, CMP, la policía china y las agencias migratorias, y aprovecha la experiencia de las agencias policíacas en los mercados locales y de los expertos en investigación de tráfico de productos o substancias ilegales como las drogas.  
• HP también cuenta con su propio equipo de inteligencia antipiratería, el cual está compuesto por investigadores distribuidos en los seis continentes principales para ayudar a detectar las actividades de falsificación alrededor del mundo. 
• Con la ayuda de la inteligencia de HP, las agencias policíacas realizan  confiscaciones mientras que los gobiernos locales exigen arrestos y sentencias apropiadas a través de sus respectivos sistemas judiciales.
• Además de las confiscaciones, HP busca sentencias por medio de procesos de litigio civil adicionales.

Así mismo, HP es miembro de la Coalición de Consumibles de Impresión para la Protección Internacional de la propiedad Intelectual (ISC), una asociación sin fines de lucro de consumibles de impresión de Fabricantes de Equipo Original (OEMs) diseñada para proteger a los clientes y combatir las actividades ilegales en la industria de consumibles de impresión. 

Decomiso en Perú: caso de antipiratería más notable de HP en Latinoamérica
Uno de los casos de antipiratería más notables de HP en Latinoamérica fue la confiscación en Perú en marzo del 2008. Las autoridades peruanas desmantelaron una organización peruana de piratería que producía sellos de seguridad, empaques y componentes internos falsificados de consumibles de impresión HP. La organización, que había estado bajo investigación durante varios años, operaba el negocio mediante la venta de su propia marca de tintas y tóners compatibles con dispositivos HP. La organización exportaba los productos falsificados a Bolivia, Ecuador y Brasil, y tenía contactos en México, Honduras y Estados Unidos.

Una vez concluida la investigación, las autoridades peruanas confiscaron 369,000 consumibles falsificados valuados en más de $33 millones de dólares, arrestaron a los principales miembros de la organización que tenían en su poder los productos falsificados y llevaron a cabo órdenes de cateo en los cinco establecimientos del negocio y en la residencia personal del dueño de la organización. Se encontraron materiales falsificados adicionales en algunos de esos lugares.

Ésta ha sido la confiscación de productos falsificados más grande en Latinoamérica, y las autoridades peruanas actualmente se encuentran realizado investigaciones judiciales debido al tamaño de esta confiscación.

Como líder en la industria de Imagen e Impresión, HP seguirá vigilante de las actividades antipiratería en todo el mundo.