La tecnología: un aliado para la eficiencia productiva del sector avícola

La carne de pollo y el consumo de huevo tienen un papel fundamental en la dieta del venezolano. Forma parte de nuestra cotidianidad encontrar pollo y un sinnúmero de derivados de carne de pollo en hipermercados, automercados, cadenas de comida rápida, restaurantes y mercados populares. Pero, ¿se ha preguntado alguna vez que hay detrás de este apreciado producto?

El sector avícola es uno de los más dinámicos dentro del sector agropecuario nacional. Al pasar de ser una avicultura de corral a una altamente tecnificada, ha generado una mayor eficiencia productiva y ventajas en la comercialización de los productos.

La cadena de producción avícola implica sistemas de integración entre empresas integradoras y prestadores de servicios avícolas, transportistas de aves vivas, de alimento, cuadrillas de descarga de aves, cuadrillas de vacunadores, distribuidores de aves beneficiadas y huevos de consumo.

En suma, la actividad productiva avícola tiene un peso importante en la economía venezolana en términos del consumo de proteína animal, empleos directos e indirectos y soporte de numerosas microempresas, entre otros indicadores.

Óptima gestión

Atender la demanda nacional tanto de pollo como de huevos, supone una óptima gestión del control de costos, calidad y cumplimiento de normativas sanitarias, así como un manejo integral de operaciones y relaciones con los aliados estratégicos.
¿Cómo lograrlo?

Empresas líderes del sector avícola en Venezuela, como Grupo Souto, Seravian y La Caridad, saben que  La tecnología es un factor determinante para alcanzar la competitividad y productividad. Por ello, optaron por el sistema de gestión SofOS Smart Avícola,  la solución que les permitió vincularse del modo más idóneo con sus distintos proveedores, granjas y distribuidores, independientemente de los sistemas tecnológicos que éstos utilicen.

Al apropiarse de esta robusta plataforma tecnológica, dichas empresas optimizaron todos los procesos críticos del negocio como levante y cría, incubación, engorde, beneficio, despresado y alimento balanceado, alcanzando nuevos niveles de desempeño y rentabilidad.