Las aplicaciones de Tele-seguridad destacan a los municipios de Venezuela en América Latina

Según el Ranking Motorola de Ciudades Digitales, se observa una creciente implementación de aplicaciones de Tele-seguridad en la digitalización de las ciudades de Venezuela. Los municipios digitales inscriptos en el ranking se encuentran en un rango medio en cuanto a aplicaciones de Tele-salud y Tele-educación pero se destacan con respecto a la región por sus índices en el área de Tele-seguridad.

 

De acuerdo con Convergencia Research, los resultados de la primera etapa del estudio, indican que las ciudades de Venezuela se destacan en seguridad. La Tele-seguridad implica diversas características, como poseer policías y bomberos del municipio interconectados, sistemas de video vigilancia en la vía pública, la posibilidad de contactar fuerzas de seguridad a través de una página propia o desde la página del municipio.

 

“La digitalización de una ciudad colabora, entre otras cosas, para reducir los niveles de inseguridad a través de la tecnología. El hecho de contar con comunicaciones seguras y confiables entre las fuerzas de orden público, con sistemas de video vigilancia y con la disponibilidad de redes inalámbricas de banda ancha en todo el municipio es uno de los atributos más destacados de una Ciudad Digital”, dijo Manuel Moreno, Gerente Regional de Marketing para Banda Ancha Inalámbrica de Motorola. 

 

Las ciudades venezolanas que participaron del Ranking Motorola fueron Chacao-Caracas, Sucre-Miranda y Valencia. En total, el estudio contó con la participación de 150 localidades provenientes de 15 países de América Latina. Además de Venezuela, las ciudades inscriptas al Ranking Motorola provienen de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

 

El Ranking Motorola de Ciudades Digitales es el primer estudio de este tipo en toda América Latina y apunta a conocer el nivel de digitalización de los municipios registrados. La primera etapa apuntó a establecer los niveles de digitalización de las ciudades inscriptas, a través de emprendimientos desarrollados por la Administración Pública. En la segunda etapa, el estudio cuantitativo y cualitativo se centrará sobre las primeras 25 ciudades mejor rankeadas durante la primera etapa.