Busch Gardens da la bienvenida a la nueva bebé en su familia de rinocerontes blancos

 
La recién nacida, con un peso estimado de 45 kilos, aún no tiene nombre. Es la cuarta cría de Mlelani, mamá, y Tombo, papá.  La misma pareja tuvo a su primera hija, Malaika, en octubre de 2004, siendo ese nacimiento el primero entre los rinocerontes blancos en los 46 años de la historia de Busch Gardens. La segunda cría de Mlelani y Tombo, Dakari, nació en agosto de 2006 y la tercera, Crash, en mayo de 2008. Con la llegada de la nueva bebé, ahora son 12 rinocerontes negros y blancos que habitan en este parque de aventuras.
 
Busch Gradens participa en el Programa de Supervivencia de las Especies (SSP, por sus siglas en ingles) de la Asociación Americana de Zoológicos y Acuarios para asegurar la diversificación genética entre las especies amenazadas y en peligro de extinción que habitan en los zoológicos.
 
Mlelani y Tombo, junto con otra hembra de la misma especie, fueron traídos en avión en 2001 desde el Kruger National Park en Sudáfrica, gracias a los esfuerzos de la Fundación Internacional de Rinocerontes (IRF, por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro que se dedica a la protección de los rinocerontes en el mundo.  Según la IRF, tan sólo 14.530 rinocerontes blancos quedan a nivel mundial en su hábitat natural y unos 170 viven en diferentes zoológicos de América del Norte.
 
En 2008, SeaWorld & Busch Gardens Conservation Fund (Fondo de Conservación de SeaWorld & Busch Gardens) donó $ 5.000 a Friends of Conservation, $15.000 a la IRF, $10.000 a Rhino Fund Uganda y $10.000 a Tusk Trust para apoyar los esfurzos de conservación de los rinocerontes en su hábitat natural. El Fondo -creado en 2003- es una fundación sin fines de lucro que se dedica al apoyo de las iniciativas de preservación del medio ambiente y la vida silvestre. Desde su creación, el Fondo ha aportado $5 millones a más de 350 proyectos en los Estados Unidos y alrededor del mundo.
 
Si le gusta el mundo animal y tiene entre sus planes una visita a Florida, Busch Gardens Africa en Tampa Bay es un sitio ideal para observar e interactuar con centenares de animales que allí habitan.
 
Explique a sus niños antes de visitar el parque que el rinoceronte blanco es el más grande de las cinco especies de rinocerontes que hay en la actualidad y es el segundo animal terrestre más grande después del elefante africano. Dato curioso: los rinocerontes blancos en realidad son de color gris, más claro que los rinocerontes negros. Se llaman “blancos” por una curiosa equivocación en la traducción del holandés al inglés. Los primeros en describir a esta especie fueron los colonos holandeses que llegaron a Sudáfrica en el siglo XVII. Llamaron a este animal “wijde”, (“ancho” en castellano). Los británicos, que se establecieron en la Ciudad de El Cabo a principios del siglo XIX, creyeron erróneamente que lo que los holandeses decían era “white” (“blanco”), palabra inglesa de pronunciación similar. El nombre en castellano vino de la traducción textual del inglés.