Un remodelado que no conviene: Insuficiencia cardíaca

 

 

• En la evolución de un infarto, este importante órgano comienza rápidamente a perder su forma normal, lo que ocasiona alteraciones en su funcionamiento.
• En un 15% aumenta la sobrevida de pacientes post-infartados tratados con terapia farmacológica a base de Eplerenona.

“El infarto agudo del miocardio se produce cuando hay una interrupción súbita de la llegada de sangre a una zona del músculo cardíaco, esto ocasiona una importante disminución en el flujo de oxígeno, lo que puede traer como consecuencia la muerte del tejido”, así lo afirmó la Dra. Nora López, miembro del Servicio de Cardiología y del departamento de Medicina del Hospital Central de Maracay, en el estado Aragua.

Según la doctora López: “la intensidad del daño causado al miocardio dependerá de la importancia de la arteria obstruida. La presencia de tejido dañado o muerto, en consecuencia, provoca cambios en resto del corazón y numerosos mecanismos neuronales y hormonales se activan en el organismo para compensar la menor cantidad de tejido contráctil”. La cardióloga destacó que esta situación provoca que algunas zonas del corazón se dilaten para reemplazar al sector infartado inactivo, lo que se conoce como “remodelado”.

“El remodelado cardíaco no es nada favorable en la evolución de un infarto, debido a que el corazón comienza rápidamente a perder su forma normal, redondeándose y aumentando el diámetro de sus cavidades, por lo que se modifica la función cardíaca, la cual resulta insuficiente para impulsar la sangre hacia todo el cuerpo”, explicó la integrante del Servicio de Cardiología y del departamento de Medicina del Hospital Central de Maracay.

La doctora López afirmó que el uso de la molécula Eplererona, un antagonista selectivo de la aldosterona (hormona que contribuye al remodelado) se incorporó en el año 2004 a la terapia de los pacientes post-infartados con insuficiencia cardíaca, después que un estudio probó que administrada a pacientes con disfunción sistólica del ventrículo izquierdo que ya recibían otros medicamentos de probada eficacia, aumentaba la sobrevida en 15%”.

La cardióloga concluyó que con los resultados obtenidos a través de los diferentes estudios clínicos realizados con dicho fármaco, el mismo mejorará la calidad de vida de las personas en tratamiento.

Finalmente la especialista recalcó que “con sólo dejar de fumar, evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas, aumentar la actividad física y mantener bajo control el estrés se contribuye significativamente a reducir el  riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas que pueden tener desenlaces fatales”.