Toshiba entre los tres gigantes de la electrónica más verdes del mundo

Según la última actualización del “Guide to Green Electronics”, publicada el pasado 7 de enero por Greenpeace, Toshiba Corporation, con un puntaje de 5.3, destaca en el tercer puesto de este ranking, que  evalúa a los 18 principales fabricantes de computadoras personales, teléfonos móviles, televisores y juegos de consola en el mundo.

El objetivo de “Guide to Green Electronics” es evaluar y clasificar en un rango de 1 a 10 cada 2, 3 o 4 meses los esfuerzos de los más grandes ensambladores mundiales de equipos electrónicos en aspectos específicos como erradicación en sus procesos de manufactura de sustancias altamente riesgosas para el ambiente y para la salud humana -como el PVC (vinilo) de plástico y los retardantes de llama bromados (BFR)- que, además, impiden el reciclaje seguro de los dispositivos desechados.

El ranking analiza igualmente los avances de las compañías en materia de recolección y reciclaje de sus equipos luego de ser desechados, así como el impacto climático de éstos y de sus operaciones.

Toshiba pionera
Toshiba destaca como el primer fabricante de laptops en lanzar al mercado mundial la primera laptop “ecológica”. La trayectoria del fabricante en términos de gestión medioambiental data desde finales de la década anterior, cuando se corona en 1998 como la primera marca en anunciar un ordenador con una placa de circuitos carentes de halógenos y antimonio.

En 2004, la firma da un paso adelante al presentar su primer equipo con un sistema de circuitos impresos libres de plomo, la Portégé M300 y un año más tarde la primera notebook acorde con la nueva normativa RoHS, la Tecra S3.

RoHS (Restricciones de Desechos Peligrosos), emitida por la Unión Europea en octubre de 2005, incorpora un conjunto de normas ambientales que restringen el ingreso al mercado comunitario a equipos electrónicos y eléctricos con concentraciones superiores a las definidas para las siguientes substancias: Plomo (0.1%), Mercurio (0.1%), Cadmio (0.01%), Cromo hexavalente (0.1%), Bifenilos polibrominados (PBB) (0.1%) y Éteres de difenilo polibromado (PBDE) (0.1%).

Antes de que dicha normativa entrara en vigencia Toshiba ya había anunciado públicamente la decisión de replantear todos sus procesos de diseño y manufactura para adecuar sus líneas de producto a esta nueva reglamentación, y para diciembre de ese mismo año introdujo al mercado minorista mundial la primera laptop ecológica compatible con RoHS, la Satellite A55.

Ecología en Toshiba hoy
Actualmente, la corporación trabaja bajo la filosofía de reducir sus residuos y el consumo de energía, el uso de materiales reciclados y la fórmula científica, “factor T”, para hacer más productos eco-conscientes.

Entre sus estándares observados, la empresa cumple con Energy Star, un programa de la Agencia de Protección Ambiental y el Departamento de Energía de Estados Unidos que certifica la eficiencia energética de productos y prácticas. El 93% de las laptops Toshiba cumplen con esta norma.

Otro de ellos es EPEAT, una herramienta para mostrar las bondades ambientales de los productos utilizando 23 criterios obligatorios y 28 opcionales. Para lograr la codiciada categoría EPEAT Gold las laptops de Toshiba deben cumplir con todos los datos requeridos y el 75% de los criterios de EPEAT opcional, tal como la mini notebook NB205, que cuenta con el ranking más alto en la industria.