Sale al mercado el procesador Intel® Itanium® 9300, dos veces más veloz y poderoso que su antecesor e ideal para la computación empresarial de misión crítica

 

• El nuevo procesador posee cuatro núcleos y tiene más del doble de desempeño que la generación de Itanium anterior.¹
• Poder computacional excepcional, pues cuenta con un aumento de hasta un 800 por ciento en el ancho de banda de interconexión de los sistemas, hasta un 500 por ciento de ganancia en el ancho de banda de la memoria y reconoce hasta un 700 por ciento más de capacidad de memoria.
• Un soporte todavía mejor para ambientes de misión crítica, con mejorías en la fiabilidad, la disponibilidad y la capacidad de servicio en el procesador y la plataforma.
• Los componentes de plataforma, que son comunes con los procesadores Intel Xeon®, promueven la innovación, la sinergia de diseño, la eficiencia de fabricación y la flexibilidad para los clientes.

SAN FRANCISCO, California, 8 de febrero de 2010 – Intel Corporation lanzó hoy el procesador Itanium® de la serie 9300, anteriormente conocido por el nombre código “Tukwila”, que ofrece más del doble de desempeño que su predecesor, aumenta la escalabilidad y le añade características de fiabilidad a la plataforma Itanium, la cual ya está presente en la ejecución de aplicaciones de misión crítica para un ochenta por ciento de las empresas de la lista Global 100 de la revista Fortune.

 Las empresas necesitan servidores corporativos cada vez más poderosos y escalables. Sobre todo si consideramos las previsiones del Gartner Group, según las cuales el crecimiento en la producción de los datos de TI en los próximos 5 años será de un 650 por ciento. El procesador Itanium de la serie 9300, con dos mil millones de transistores, satisface esta necesidad de aquí en adelante, con el doble de núcleos que su predecesor (cuatro contra dos), ocho hilos por procesador (por medio de la tecnología Intel® Hyper-Threading mejorada), más caché, provee hasta un 800 por ciento más de ancho de banda de interconexión (entre los componentes internos del servidor), hasta un 500 por ciento adicionales de ancho de banda de memoria y es capaz de reconocer hasta un 700 por ciento más de capacidad de memoria usando componentes DDR3 estándar industriales. 

Las cargas de trabajo empresariales críticas también demandan una elevada disponibilidad a lo largo de todos los componentes de la plataforma. El procesador Itanium 9300 le añade a la flexibilidad de clase mundial nuevas características de fiabilidad, disponibilidad y capacidad de servicio (RAS, del inglés “reliability, availability, and serviceability”) que se extienden a lo largo del procesador, su tecnología Intel® QuickPath Interconnect y el subsistema de memoria. 
La arquitectura avanzada de verificación del procesador coordina el manejo de los errores a través del hardware, el firmware y el sistema operativo, reduciendo en gran medida el riesgo de corrupción de los datos y permitiendo que el sistema se recupere automáticamente de errores que de otro modo serían fatales.
 
El procesador Itanium 9300 emplea la segunda generación de Intel Virtualization Technology para mejorar el desempeño y la robustez. Su chipset Intel® 7500 puede asignarles directamente dispositivos de entrada salida (I/O, del inglés “input/output”) a máquinas virtuales, aumentando aún más la eficiencia.

Construidos para el futuro de la computación de misión crítica

 “Intel tiene el compromiso de entregar una nueva era de computación de misión crítica y nos complace que un 80 por ciento de las empresas de la lista Global 100 de Fortune hayan elegido servidores basados en Itanium® para sus cargas de trabajo más exigentes”, afirmó Kirk Skaugen, vicepresidente del Intel Architecture Group y director general del Data Center Group. “Intel continúa llevando la economía de la Ley de Moore a la computación de misión crítica al anunciar hoy el procesador Itanium 9300, que una vez más dobla con suficiencia el desempeño para nuestros clientes”.

“Los clientes necesitan una infraestructura de tecnología flexible, que pueda satisfacer con eficiencia y rapidez las demandas cambiantes de la misión crítica”, afirmó Martin Fink, vicepresidente senior y director general de Business Critical Systems de HP. “El procesador Itanium de la serie 9300 de Intel, combinado con los servidores HP Integrity, les ayuda a los clientes a lograr nuevos niveles de escalabilidad y flexibilidad con capacidades de virtualización avanzadas, para satisfacer esas necesidades".

CNAF, el sistema de servicios de seguros para familias francesas, con 30 millones de beneficiarios, eligió adoptar los últimos servidores NovaScale GCOS basados en la tecnología Itanium. Gerard Russeil, CIO de CNAF, dijo: "Los sistemas Bull basados en la tecnología Itanium han ofrecido de un modo consistente la fiabilidad y la disponibilidad que nuestras cargas de trabajo de misión crítica demandan. Nuestras pruebas muestran que la tasa de transferencia y el desempeño adicionales del procesador Itanium 9300 nos permitirán consolidar múltiples data centers en uno".

Computación de misión crítica para la próxima década

Los fabricantes de sistemas de equipos originales (OEM, del inglés “original equipment manufacturers”) basados en la tecnología de procesador Intel Itanium de la serie 9300 serán compatibles binariamente con el software existente y podrán ofrecer mejorías significativas de desempeño sin la necesidad de una optimización de software adicional. 

“Poulson”, nombre código para el próximo procesador Itanium, añadirá una arquitectura multinúcleo avanzada, integrará mejoras en el nivel de instrucciones y en los procesos multihilo, así como nuevas características de fiabilidad. 
Cabe destacar que los futuros procesadores Itanium de Intel, en desarrollo hoy, se están diseñando para que sean compatibles con el tipo de conector (socket) y con los sistemas y el software basados en la tecnología de procesador Itanium 9300 de Intel. Así se garantizará a los clientes escalabilidad en el desempeño y la capacidad, por medio de mejorías de los componentes sin recopilación de software, de forma que los clientes podrán continuar expandiendo y adaptando sus sistemas de computación de misión crítica.

Los ingredientes de plataforma comunes con los procesadores Intel Xeon® expanden la innovación y añaden valor

Los procesadores Itanium® de la serie 9300 y el futuro procesador Xeon® de Intel®, con nombre código Nehalem EX, próximo a lanzarse, comparten varios ingredientes en su plataforma que incluyen: Intel® QuickPath Interconnect, Intel® Scalable Memory Interconnect, Intel® 7500 Scalable Memory Buffer (para aprovechar el estándar de memoria DDR3) y un hub I/O común (chipset Intel® 7500). Estos elementos comunes entre tecnologías de procesamiento promueven la innovación compartida, la sinergia de diseño y la eficiencia de fabricación a través de las familias de procesadores Xeon® e Itanium® de Intel, así como la flexibilidad para los consumidores.

Eficiencia energética inteligente

Los nuevos Itanium incluyen además una versión mejorada de la tecnología Demand-Based Switching (DBS), la cual disminuye el consumo de energía del procesador cuando la utilización es baja. La tecnología Intel® Turbo Boost Technology mide automáticamente la demanda que recibe el procesador y se adapta a ella, ofreciendo un aumento de desempeño adecuado cuando se necesita y conservando la energía cuando no se requiere.

El procesador Itanium de la serie 9300 de Intel varía en precio de USD 946 a USD 3.838 en cantidades de 1.000. Se espera que los servidores OEM basados en esta nueva arquitectura  comiencen a distribuirse en un plazo de 90 días.