A través de la música Rolex fortalece su compromiso con la cultura

Desde su fundación a principios del siglo XX, Rolex viene alentando a personas visionarias y talentosas que hacen un aporte significativo al mundo. Fiel a esta larga tradición, la empresa fomenta las artes y respalda a los artistas mediante el patrocinio y la filantropía. El compromiso de Rolex con la cultura comienza en la década de 1970 forjando una relación incomparable con Dame Kiri Te Kanawa, soprano neozelandesa. A lo largo de los años, esa relación pionera se extendió a muchos otros nombres famosos de las artes y prestigiosos eventos culturales.

En la lista de maestros consagrados que participaron en calidad de mentores figuran: John Baldessari, Tahar Ben Jelloun, Sir Colin Davis, Anne Teresa De Keersmaeker, William Forsythe, Stephen Frears, Sir Peter Hall, David Hockney, Toni Morrison, Mira Nair, Jessye Norman, Álvaro Siza, Julie Taymor, Saburo Teshigawara, Mario Vargas Llosa, Robert Wilson y Pinchas Zukerman. En este ciclo participaron en la categoría de música Youssou N’Dour, en carácter de Mentor y  Aurelio Martínez como discípulo

Youssou N’Dour, aclamado “Artista Africano del Siglo”, cantante, compositor y productor senegalés de 48 años, lleva tres décadas haciendo vibrar al público de todo el mundo con su música peculiar. En 2007 figuró en la lista de las “100 personas más importantes” de la revista Time por sus aportaciones musicales, humanitarias y culturales.

N’Dour crece inmerso en la música de las canciones de su madre que era una griot (trovadora tradicional) y no tarda en mostrar sus propias dotes de niño prodigio. A mediados de la década de 1980, capta la atención de Peter Gabriel que, fascinado por esa mezcla incomparable de ritmos senegaleses y afrocubanos, jazz y compases de rock, denominada mbalax, contribuye a propulsarlo a la escena mundial. N’Dour también colabora con otros músicos de la talla de Sting y Paul Simon. Su exitosa Seven seconds (Siete segundos), con Neneh Cherry, consagrada canción europea del año en la edición 1995 de los World Music Awards, le sirve de trampolín al estrellato, así como a docenas de álbumes y espectáculos con localidades agotadas.  Embajador de Buena Voluntad de UNICEF,  también participa en la lucha contra la malaria y está al frente de una fundación de ayuda a niños africanos, en parte, ampliando sus oportunidades gracias a los cibercafés que el músico está instalando.

Por su parte Aurelio Martínez,  discípulo elegido por Rolex; cantante, guitarrista, compositor y percusionista de 37 años, es uno de los intérpretes más dotados de América Central. Oriundo de Honduras y famoso por su potente voz evocativa, es uno de los principales defensores de la amenazada cultura garífuna que amalgama raíces africanas e indígenas del Caribe. Prosiguiendo con la tradición musical de la familia, Martínez ya tocaba el tambor en público a los seis años y hacia finales de la adolescencia forma el conjunto Lita Ariran. En 2004, recibe el premio “Revelacion del Año” de AfroPop Worldwide por Garifuna Soul, su primer y aclamado álbum de solista. Portavoz cultural y político, es el primer afrodescendiente de la marginada Región Atlántida electo diputado del Congreso Nacional de Honduras donde también preside la Comisión de Etnias.

Más información sobre la Iniciativa Artística Rolex para Mentores y Discípulos en el sitio web: rolexmentorprotege.com.