NetUno tiene en la mira nuevas opciones para la televisión por suscripción

NetUno, empresa de multiservicios de telecomunicaciones, acaba de anunciar que está en la última etapa de trámites legales -tras la adquisición  de una participación accionaria en la empresa Viva Communications – para iniciar operaciones en Panamá, ofreciendo una nueva opción de televisión por suscripción, IPTV (Internet Porotocol Television, o la Television sobre el Protocolo de Internet). El anuncio fue hecho en Caracas por Gilbert Minionis, Presidente Ejecutivo de NetUno, en el foro Las Telecomunicaciones y la Informática 2010. La Cita para la Próxima Década, realizado por la Cámara Nacional de Empresas de Telecomunicaciones (CANAEMTE).
 
Minionis disertó en el foro sobre el futuro de IPTV no sólo en Venezuela, sino a nivel global y planteó varias interrogantes en el plano económico que se deben responder, si en Venezuela queremos disfrutar a corto y mediano plazo de esta nueva tecnología en el área de televisión por suscripción. También habló de los retos que enfrentan las empresas cableoperadoras frente a estas nuevas tecnologías.
 
“Los consumidores hoy en día son más exigentes que nunca en cuanto al contenido que ofrecen las empresas cableoperadoras”, dijo Minionis. “Además, desean tener un contenido personalizado al máximo. Esto es precisamente lo que ofrece IPTV.”
 
En términos más sencillos, la IPTV es un sistema de distribución por suscripción de señales de televisión y video que usa conexiones de banda ancha sobre el protocolo de Internet. Muchas veces se suministra junto con el servicio de conexión a Internet que ofrece un operador, pero con un ancho de banda reservado. También las operadoras telefónicas ofrecen IPTV junto a servicios de telefonía y conexión de banda ancha a Internet.
 
En el caso de IPTV,  a diferencia de la situación actual de la televisión por suscripción, el proveedor no emitirá sus contenidos esperando que el suscriptor se conecte, sino que los contenidos llegarán sólo cuando el cliente los solicite. “La clave de IPTV está en la personalización del contenido para cada cliente de manera individual”, precisó Minionis.
 
La IPTV ya está al servicio de los consumidores europeos en España, Alemania, Gran Bretaña e Italia. En los Estados Unidos, Verizon y AT & T
están comenzando a ofrecer sus servicios en este campo y desarrollar sus infraestructuras.
 
En América Latina, desde hace 2 años, la IPTV ya ha comenzado su penetración a una escala modesta en Chile, Panamá, Colombia, México, Uruguay, República Dominicana y Ecuador. En Venezuela, en abril del año pasado, CANTV declaró ganadora a la empresa china ZTE para consolidar el proyecto de implantación y comercialización del servicio IPTV.
 
Para que la IPTV pueda desarrollarse de una manera completa es necesario aumentar la velocidad de las conexiones actuales a Internet, lo que implica cuantiosas inversiones a nivel de la infraestructura existente. Y para que IPTV sea masiva, debe existir en el país una amplia penetración de Internet. En este sentido, Minionis aclaró que si bien es cierto que en algunos servicios telecom, como la telefonía celular, Latinoamérica está bastante cerca de los países desarrollados como los Estados Unidos (con 535 celulares por cada mil habitantes, versus 839 en los EE.UU.),  en cuanto a Internet los valores son muy inferiores. En los EE.UU., de cada mil habitantes 767 tienen acceso a Internet, versus 165 en América Latina y el Caribe. La brecha es aún mayor en cuanto a las computadoras personales: 788 por cada mil habitantes en los EE.UU. versus 93 en nuestro continente. La superación de esta brecha es de vital importancia para tener el acceso masivo a la IPTV.
 
Minionis recalcó también que en América Latina, donde más de 34 millones de hogares cuentan con algún servicio de televisión paga y donde la banda ancha (conexiones dedicadas) ya alcanza una penetración de 5,6 por ciento en hogares (6 millones), las empresas cableoperadoras generan ingresos anuales superiores a 11 billones de dólares. Pero el panorama puede cambiar. Las nuevas tecnologías como la IPTV plantean retos de gran importancia a todas las empresas que quieren sobrevivir en un clima donde se requieren grandes inversiones con un retorno lento de la inversión y la rentabilidad en baja.
 
“Las consolidaciones en el segmento de distribución pueden ser la solución para las economías de escala necesarias. Las nuevas tecnologías están haciendo posible que el modelo de negocios tome nuevos rumbos más rápido que la capacidad de reacción de la mayoría de los jugadores tradicionales”, vaticinó.