Toshiba incorporará sistemas biométricos para reforzar seguridad en laptops

• La compañía trabaja en el desarrollo de sistemas biométricos para integrar a sus portátiles a uno o dos años plazo.

Consciente del incremento en la incidencia de robo de equipos y de información y del crecimiento de dos dígitos que la penetración del cómputo está teniendo año con año en América Latina, Toshiba se ha propuesto extremar el nivel de seguridad en todas sus familias, Tecra, Portégé y Satellite incorporando desde lectores de huella digital y reconocimiento facial, hasta opciones de contraseña y tecnologías de protección de alta sofisticación.

“Todos nuestros equipos cuentan hoy con lector de huella dactilar y este año extenderemos el reconocimiento de rostro al resto de nuestro portafolio, incluyendo las netbooks. Consideramos ambos sistemas ya un estándar en todas nuestras laptops”, comentó Sócrates Huesca, Gerente de producto de proyectores y notebooks de Toshiba de México. “Para 2011 o 2012 reforzaremos el sistema de huella digital y el reto es desarrollar una vinculación más de tipo biométrico entre el usuario y su computadora”, añadió el ejecutivo.

Otra tecnología, presente en las máquinas corporativas, que se aplicará también al resto de familias, incluyendo a la línea retail y del hogar, es el TPM, considerada una de las más altas de la industria. Con ella el usuario puede encriptar la información hasta 128 bits, bloqueando toda posibilidad de que, por algoritmo, terceros accedan o roben la información del usuario.

Toshiba, sin embargo, ha ido más allá al integrar un avance de vanguardia en sus modelos de línea corporativa, Tecra, el cual consiste en una tarjeta de acceso que el usuario presenta a la máquina sea externa o internamente y la cual autoriza el ingreso al sistema y a la información.

Se suman a lo anterior otras innovaciones como la opción de bloquear los puertos USB de la laptop para impedir a terceros ingresar al equipo y capturar información, y el inicio de sesión inalámbrico a través del teléfono móvil. De esta forma, el usuario podrá activar el equipo desde su celular mediante tecnología Bluetooth y garantizar el bloqueo automático de la pantalla al alejarse del dispositivo con su teléfono.

Destaca también el sistema Computrace, que permite el rastreo, localización y recuperación del equipo en caso de robo, el cual se complementa con el temporizador de protección antirrobo que pide al usuario una contraseña cada determinado tiempo, si no se introduce éste queda automáticamente inhabilitando protegiendo la información en caso de pérdida o robo.

Los equipos de Toshiba cuentan adicionalmente con un sistema de contraseña de disco duro, como una cobertura extra a la contraseña normal de usuario, que brinda protección extrema.

“Toda nuestra oferta tiene esta prestación pero dejamos que el usuario determine si desea activarla o no, pues en caso de olvidar la clave no existe posibilidad alguna de recuperación de la información. Planeamos incluso extremar aún más la protección estableciendo contraseñas más complejas de tipo biométrico”, indicó Huesca.

Seguridad en Hardware
Otro gran reto de Toshiba ha sido y es aumentar la resistencia y fortaleza de sus máquinas ante todo tipo de incidencias o accidentes, dado el incremento acelerado en la movilidad del usuario.

La compañía ha desarrollado un completo concepto de protección de seguridad máxima, conocido como “Easy Guard”, que incluye desde teclados resistentes a derrames de líquidos, hasta bolsas de aire que salvaguardan componentes clave del equipo como el disco duro y pantalla, y chasis especiales que protegen el equipo contra golpes por caídas de hasta un metro de altura.

Ha creado también un sistema de protección de la unidad de disco duro, mediante un acelerómetro 3D, un sistema de supervisión de tres ejes, que -en caso de una caídas o movimientos bruscos- se activa en menos de medio segundo, produce el desplazamiento del cabezal del disco duro entre los platos y lo prepara para el impacto, evitando que el sistema sufra daños físicos y que el usuario pierda información vital.