IBM inaugura laboratorio de desarrollo en el Centro de Manchester El laboratorio se especializa en Sistemas IBM Power 7

Con un enfoque en los sistemas Power de IBM, los ingenieros del laboratorio desarrollan software de optimización, seguridad y virtualización para permitir a los clientes administrar las cargas de trabajo emergentes y reducir los costos del centro de procesamiento de datos.

El anuncio forma parte de una serie de importantes inversiones en los sistemas de alta gama de IBM en 2010. El laboratorio de desarrollo de software de sistemas de Manchester se suma a inversiones similares realizadas este año en las capacidades de desarrollo y manufactura de IBM en Guadalajara, México y Poughkeepskie, Nueva York, en respaldo a las soluciones de sistemas y almacenamiento.

“Los sistemas Power7 de IBM están optimizados e integrados desde el chip hasta el hardware y software para cargas de trabajo que requieren la administración de enormes transacciones impulsadas por datos y el análisis de los datos en tiempo real,” comentó Rod Adkins, Vicepresidente Senior de IBM Systems & Technology Group. “Los sistemas Power7 proporcionan no sólo velocidad en bruto, sino también el desempeño inteligente necesario para redes eléctricas inteligentes, analítica en mercados financieros y otros modelos de negocio emergentes que hoy son posibles gracias al mundo masivamente interconectado de la actualidad. La profunda especialización de nuestro Laboratorio de Manchester es vital para el éxito de los sistemas Power7 y un fuerte recurso para nuestra base de clientes aquí”.

Los ingenieros del Laboratorio de Manchester ya desarrollaron IBM® PowerVMLx86 para IBM Power Systems, una tecnología que permite a los clientes consolidar en sistemas IBM sus aplicaciones basadas en Linux. La cartera de proyectos que demuestran la innovación de IBM para adopción futura de los clientes incluye un trabajo para impulsar la optimización de sistemas. Por ejemplo, los ingenieros locales están creando nuevas capacidades de “sintonía de sistemas inteligentes” que automáticamente deciden cómo analizar los recursos como la memoria o la potencia de cómputo para distintas cargas de trabajo. El trabajo minimizará los requisitos de especialización en sistemas y permitirá a los clientes redireccionar los escasos recursos de TI hacia los proyectos generadores de ingresos.

Sumándose al conocimiento de IBM en arquitectura de sistemas y procesadores, la especialización en ingeniería del laboratorio incluye un profundo conocimiento de software de sistemas y habilidades clave de optimización del desempeño en toda la pila de software y hardware. Ello permite al equipo local entregar nuevas tecnologías para sistemas IBM y asesorar a los clientes sobre la consolidación y optimización de las cargas de trabajo. Situado fuera de Deansgate en el corazón de la ciudad, el laboratorio, sobre una superficie de 10.000 pies cuadrados, también
proporciona servicios de prueba, que dan soporte al desarrollo de sistemas IBM para ejecutar un conjunto completo de aplicaciones que facilitan la toma de decisiones de inversión en sistemas de manera más informada. El laboratorio tiene un enlace con un centro de cómputos externo cercano, que cuenta con una amplia gama de sistemas Power y servidores System x de IBM. Ello permite a los ingenieros aprovechar una potencia de cómputo excepcional y desarrollar software sobre la última tecnología de hardware.

Los sistemas POWER7 de IBM, que se basan en aumentos de participación en los ingresos de 12 puntos obtenidos por la compañía desde 2004 en el mercado Unix de US$16 mil millones UNIX [1], pueden administrar millones de transacciones en tiempo real y analizar los volúmenes de datos asociados, típicos de aplicaciones emergentes a lo largo de áreas florecientes, como las telecomunicaciones móviles. La tecnología de arquitectura Power también tiene la penetración de mercado más amplia y diversa, que supera a cualquier otro microprocesador en la industria actual, pues está presente en una gama de segmentos, que van del entretenimiento digital a las supercomputadoras.

El Laboratorio IBM tiene sus orígenes en Transitive, una compañía que surgió de la Universidad de Manchester, adquirida por IBM en 2009. Muchos de los ingenieros son graduados de la Universidad. La adquisición se enmarca en la estrategia continua de IBM de ayudar a los clientes a optimizar la eficiencia y productividad de su infraestructura de computación y mejorar la utilización de los servidores que utilizan. Con esta tecnología de traducción, junto con las capacidades de migración existentes, los sistemas de IBM ofrecen a las empresas una vía más rápida y fácil para la consolidación de servidores, a fin de reducir los gastos operativos, el espacio en piso y los costos de energía.

“La Universidad de Manchester siente un gran orgullo porque Transitive se convirtió en una empresa privada muy exitosa que surgió de la universidad. Nos encanta ver que IBM reconoce la excelente especialización local al adoptar al equipo como laboratorio de desarrollo de software de sistemas en Manchester,” comentó Dr. Hugh Aldridge, Director de Relaciones de Negocio
de la Universidad de Manchester. “Este hecho fortalecerá aún más la ya fuerte alianza entre la Universidad e IBM, una relación que ha dado un valor significativo a ambas partes en múltiples áreas, desde la educación de los estudiantes hasta programas de investigación en colaboración. Como universidad de primera línea mundial en una importante ciudad con una
trayectoria de innovación e industria, la Universidad de Manchester está comprometida a promover las relaciones corporativas de colaboración en sus esfuerzos por impulsar a Manchester como nodo importante de la economía del conocimiento. La creación de este nuevo laboratorio demuestra el valor de este enfoque.”