Materiales de desecho para aliviar la pobreza

Seleccionada entre una lista de casi 200 candidatos de todas partes del mundo por un jurado internacional de expertos, esta joven empresaria con una vocación social  fuera de serie, logró  impresionar al panel del jurado por su pasión y convicción para vencer dificultades.

El Programa de Laureados Jóvenes recompensa ideas ingeniosas de hombres y mujeres de edades comprendidas entre 18 y 30 años  siendo una ampliación de los Premios Rolex a la Iniciativa instituidos en 1976 –cuya edición inaugural conmemoró el cincuentenario del cronómetro Oyster, primer reloj de pulsera hermético del mundo– que fueron creados con el objetivo de alentar a personas dispuestas a levantar retos de talla en beneficio de la humanidad y el medio ambiente. Desde 1976, 110 Laureados y Laureados Adjuntos de 40 países recibieron Premios Rolex para realizar proyectos en más de 60 países.

El proyecto ganador de Fernández propone aliviar la pobreza impartiendo formación para un empresariado social. Rags2Riches, su empresa, ya dotó de conocimientos a centenares de mujeres para que pudieran ganarse la vida convirtiendo materiales de desecho en elegantes accesorios de moda.

De niña, Reese Fernández solía recorrer los alrededores con su madre misionera. Expuesta al sufrimiento ajeno, decidió encontrar soluciones a problemas sociales.  Fernández ganó una beca de estudios de la Universidad Ateneo donde se licenció en gestión. Profundamente empeñada en ayudar a los demás para mejorar su vida y aliviar la pobreza, utilizó sus competencias para impartir formación en empresariado social, dotando a las personas en cuestión de los medios necesarios para superar muchas dificultades: de la construcción de viviendas después de un ciclón a la instrucción en agricultura orgánica a agricultores.
En  qué consiste el Proyecto

En el basurero de Payatas de Manila, donde viven 12.000 familias, las mujeres crearon un medio de ganarse la vida reciclando material de desecho para fabricar alfombras. Con la intervención de tantos intermediarios, la mayor parte de las ganancias se perdía y las mujeres solo recibían 0,02 dólares por alfombra. En 2007, Reese Fernández cofundó Rags2Riches, empresa social que revolucionó las prácticas comerciales de dichas mujeres tomando posiciones para que vendieran sus productos directamente a minoristas. Fernández y su equipo de jóvenes profesionales solicitaron asesoría a diseñadores que les mostraron cómo transformar las alfombras en bolsos de moda, estuches para lentes y soportes para botellas de vino. Actualmente, las 300 mujeres que trabajan en Rags2Riches reciben alrededor del 40 por ciento del precio minorista de cada artículo y 54 de ellas forman una cooperativa que posee una parte de la empresa. En Rags2Riches también se les imparte formación en finanzas personales, seguro de salud y nutrición.

Fernández quiere ampliar su proyecto estableciendo un Centro Rags2Riches de Innovación y Empresariado Social donde profesionales de negocios y expertos técnicos crearán nuevos productos para promover los objetivos “4P” de Rags2Riches, como son: instruir a personas; proteger el planeta mediante el “supra-reciclaje” que permite transformar desechos en productos de alto valor; percibir ganancias sostenibles que beneficien a la comunidad y la empresa; y ejercer una influencia positiva en la sociedad.

El jurado de los Premios Rolex a la Iniciativa: Programa de Laureados Jóvenes seleccionó a Reese Fernández por los siguientes motivos: su gran ingenio para resolver problemas; su optimismo inquebrantable y su capacidad de implementar su visión y  su proyecto que instruye a mujeres.

Filantropía Rolex
“Rolex está encantada de apoyar a estos hombres y mujeres jóvenes de excepción que representan lo mejor de su generación”, declaró Rebecca Irvin, directora de filantropía de Rolex, y añadió: “Al abordar los problemas que afronta la humanidad, no piensan de forma tradicional ni se adhieren a viejas ideas. Sus proyectos innovadores ya empezaron a repercutir profundamente en sus propias comunidades y, potencialmente, podrían mejorar la vida de millones de personas.”

Cada Laureado Joven recibe 50.000 dólares en dos años. Durante el primero, la cantidad de 25.000 dólares le permitirá dedicar más tiempo a su proyecto pionero, mientras que el segundo pago le ayudará a avanzar en la implementación del mismo. La red internacional de innovadores de los Premios Rolex, integrada principalmente por Laureados anteriores, les orientará y les ayudará a hacer avanzar sus respectivos proyectos. 

 “En un mundo como el nuestro, Rolex transmite a estos jóvenes pioneros el mensaje de que se tomen su tiempo para pensar detenidamente y realizar correctamente sus proyectos”, comentó Margaret D. Lowman, ecologista estadounidense y uno de los 10 miembros del jurado que eligió a los ganadores. “La generación más joven realmente entiende todo lo que se refiere al planeta y el funcionamiento de la maquinaria de la Tierra. Sólo tenemos que darles medios de actuar y Rolex lo hace, ofreciéndoles tiempo de regalo.”
El 11 de noviembre de 2010, Rolex celebrará los logros de los Laureados Jóvenes en un acto que tendrá lugar en el Centro de Aprendizaje Rolex, inaugurado recientemente, núcleo de intercambio educativo que acoge la prestigiosa Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) de la Universidad Suiza. Expertos en disciplinas relacionadas con los Premios, incluidos algunos Laureados anteriores, participarán en esta ceremonia.
Para más información, consulte www.young.rolexawards.com  y conozca más de esta iniciativa en  www. Rags2Riches.ph