Educación sin fronteras con Skype

Cuando aparecieron las primeras universidades online y, en general, la posibilidad de tomar clases a distancia, algunas voces manifestaron su preocupación por que se perdiera el vínculo cara a cara entre alumnos y maestros y la cooperación entre compañeros de clase. Pero lo que ocurrió fue lo contrario. Con las videoconferencias de Skype, la comunidad educativa se mantiene unida y continúa con su trabajo incluso cuando a sus miembros los separan muchos kilómetros.

Clases de idioma larga distancia
Daniela García, una estudiante universitaria boliviana, encontró el profesor de italiano que quería y comenzó a tomar clases varias veces por semana. Pero en cierto momento, el maestro anunció que debía volver a Italia. ¿Se interrumpieron las clases? Para nada. Dos veces por semana, Daniela y su profesor se encuentran durante una hora a través del servicio de video llamadas de Skype. Hablan, chatean, y comparten archivos como si estuvieran en la misma habitación. “Gracias a Skype he podido continuar mis clases de italiano que son tan importantes para mí y con el profesor que elegí. La comunicación es perfecta y el sonido, excelente”, evalúa la estudiante.

Al venezolano, Luis Bergolla lo apasiona la música y en eso se parece a su profesor de música. Luis vive en Washington DC y en eso no se parece a su maestro, que vive en Venezuela. La distancia no ha sido un obstáculo para la educación de Luis: hace meses que toma sus clases a través de Skype. Funciona, dice Bergolla. Y destaca la comodidad de tener al profesor ¡en casa!

Un tutor  presente
Carlos Estenssoro es un arquitecto reconocido en México. Por eso, y porque lo han visto en sus conferencias, muchos estudiantes universitarios lo buscan para pedir su consejo. Aunque no todos viven en la misma ciudad que él, Estenssoro no quiere perderse la satisfacción de dar consejo a los jóvenes. Con Skype, Estenssoro se comunica con facilidad con estudiantes de otros estados de México y de Guatemala. Corrige errores, aclara dudas, revisa proyectos. Sigue su evolución con regularidad, en una comunicación fluida que los lleva a un libre intercambio de ideas . “Nos comunicamos a través de Skype sobre todo cuando tienen que presentar proyectos grandes y necesitan mi punto de vista”, cuenta Carlos.

¡Claro que estudio en grupo!
En la universidad Florida Atlantic, donde Beatriz E. Moreno asiste, es común que los alumnos trabajen además de estudiar. Beatriz vive en Miami, donde entre un lugar y otro puede haber un largo trayecto en auto. ¿Cómo conjugar la universidad, el trabajo y el tiempo para reunirse con los demás y hacer trabajo grupal?. Con Skype  pudo hacerlo. Beatriz y sus compañeros organizan “Skype-meetings”: videoconferencias grupales, durante las cuales intercambian opiniones, debaten, se ponen de acuerdo sobre cómo seguir un trabajo, y desarrollan el sentido de la cooperación. “Skype nos ha resultado muy eficaz, práctico y útil, se ha convertido en el mejor aliado a la hora de estudiar con mis compañeros”, dice Beatriz.

Educación sin fronteras
Daniela, Luis, Carlos y Beatriz aprovechan la tecnología del presente¸ como Skype, para conectarse con compañeros de curso, profesores y mentores. Tanto los alumnos como los docentes se benefician con la comunicación interactiva cara a cara en tiempo real, independientemente de la distancia que los separe. Es algo ventajoso para ambos grupos, ya que no pierden ningún aspecto del proceso de aprendizaje, y disfrutan de las llamadas de audio y video llamadas gratuitas entre usuarios de Skype, además de otras características, como el intercambio de archivos, el envío de mensajes y compartir la pantalla.

Skype también ofrece la alternativa de realizar llamadas a teléfonos fijos y móviles con tarifas muy convenientes y también está disponible para teléfonos inteligentes inalámbricos Verizon y para iPhone (vía 3G), de tal forma que es posible estar comunicado con familiares y amigos, en cualquier lugar y en cualquier momento.