SeaWorld Parks & Entertainment celebra con los padres

Los caballitos del mar, o hipocampos, son peces únicos e increíbles. Su cabeza tiene la forma como la de los caballos y su cola prensil parece a la cola de los monos. También tienen una bolsa, como los canguros. Los caballitos del mar utilizan su cola para aferrarse a tallos y plantas subacuáticas, y la bolsa para incubar los huevos. ¡Sorpresa! Son los padres quienes se encargan de incubar los huevos dentro de la bolsa, no las madres.  Los llevan allí por hasta 6 semanas, dando a luz  unos 100 o más bebés a la vez. ¡Qué parto!
 
Los pingüinos emperadores, los más grandes de todos los pingüinos, no construyen nidos. El pingüino papá recibe un solo huevo de la hembra, quien se lo pasa cuidadosamente con las patas. Si el huevo tocara por más que unos segundos el hielo, sería mortal para él. El papá coloca el huevo en el pliegue de su piel abdominal y se encarga de su incubación, mientras la mamá inicia un largo viaje hacia el mar en busca de comida. El macho ayuna durante la época del cortejo y la incubación, viviendo de las reserves de la grasa corporal y perdiendo hasta un 45 por ciento de su peso. La hembra regresa 2 meses después, poco antes del nacimiento de la cría, para relevar al papá y comenzar a alimentar al recién nacido. Si por alguna razón el bebé nace antes del regreso de su madre, el padre lo alimenta con una sustancia lechosa que segrega una glándula de su esófago.
 
En el caso de las nutrias enanas, autóctonas del Sureste de Asia, la mamá está a cargo de todo el trabajo inicial antes del nacimiento, pero ambos padres comparten sus obligaciones con los pequeños. Al papá le toca proteger a los bebés, traer la comida para toda la familia y cargar a los bebés al agua, agarrándolos por la piel del cuello, para enseñarles a nadar.
 
Los titíes comunes, pequeños primates que habitan en los bosques del Oriente de Brasil, se distinguen por poseer 2 grandes mechones de pelo blanco a ambos lados de la cabeza. Las parejas tienen a menudo 2 o 3 crías a la vez. Muy pronto después de nacer, los bebés se encaraman sobre la espalda de su papá, quien los carga pacientemente por los árboles.
 
Los peces llamados “luchadores de Siam” son nativos de la cuenca Mekong en el Sureste de Asia. En su caso, es el papá quien construye el nido de burbujas en la superficie del agua y se encarga de mantener en el nido tanto los huevos como a los recién nacidos hasta que puedan nadar con facilidad.
 
Estos y centenares de otros animales los esperan en SeaWorld y Busch Gardens en Florida. Para conocer más sobre los parques, explore  www.SeaWorld.com <http://www.SeaWorld.com>   y www.BuschGardens.com <http://www.BuschGardens.com> .