APC By Schneider Electric propone herramientas útiles de cara a una temporada de fuertes tormentas

Teniendo como premisa las recientes advertencias de los meteorólogos sobre la llega de una temporada de lluvias, tormentas y ciclones en la región de El Caribe, APC By Schneider Electric insiste en la necesidad de tomar  medidas que garanticen la continuidad eléctrica en medio de turbulencias de esta naturaleza.
 
Las cifras dadas a conocer por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de Estados Unidos se refieren a una fuerte temporada de huracanes en lugares cercanos al Atlántico y el Océano Pacífico, el Caribe y el Golfo de México. Las predicciones hablan de una probabilidad del 70 por ciento en los rangos siguientes: de catorce a veintitrés tormentas con nombre, de las cuales de  ocho a catorce se convertirán en huracanes, y de tres a siete se convertirían en huracanes mayores.
 
De cara a esta temporada, que se extiende hasta noviembre, APC pone al servicio de los consumidores productos que garantizan la continuidad eléctrica y por tanto brinda la posibilidad de que las empresas de naturalezas diversas puedan seguir operando en medio de catástrofes.
 
"APC propone maneras viables de buscar una mayor eficiencia en tiempos de lluvias y huracanes tanto para las oficinas como para el hogar. Nuestro portafolio de productos integra modelos capaces de disminuir las pérdidas materiales que se producen en miles de hogares a causa de las variaciones de voltaje y apagones tan propias de esta época del año”, aseguró Claudia Gómez Llamas, Gerente de Mercadeo Estratégico para América Latina, APC by Schneider Electric
 
Con sistemas de suministro eléctrico ininterrumpido (conocidos como UPS), no sólo se protegen el hardware y software sino que proporcionan energía productiva durante una interrupción eléctrica, lo que significa que el usuario puede salvar sus datos y, de prolongarse la falla, apagar el sistema como es debido –o la misma UPS se encarga de la desconexión automática.
 
APC recomienda la elaboración de un plan para apagones de larga duración. Para ello, los encargados de IT de las empresas necesitan verificar aspectos tales como la cantidad de equipos considerados de “misión crítica”, definir qué tipo de protección para la estructura arquitectónica debe ser adoptada (centralizada, distribuida, por zonas, mixta, etc.), estimar cuál es el tiempo de operación necesario para las aplicaciones, analizar la necesidad para las aplicaciones más pesadas de un generador o del mejor modo de hacer la transferencia y la limpieza de la energía "sucia" y, finalmente, aplicar las restricciones de costo/dimensión para la solución de la disponibilidad adoptada.