2020: Ericsson prevé 200 millones de dispositivos conectados a la red en Chile

 “En los últimos años sólo se ha visto el comienzo de los beneficios que la banda ancha y sobre todo la banda ancha móvil pueden aportar a la sociedad. De aquí a una década, todo dispositivo y cada situación que se beneficien de una conexión gozarán de una”, señala la visión de Ericsson, que plantea nuevas formas y modelos de negocios.
 
Un total de 50 mil millones de dispositivos conectados a la red habrá en todo el mundo para el año 2020, según una visión de mercado elaborada por Ericsson a través de su departamento de análisis y estudios ConsumerLab. Para Chile, al año 2020 y de acuerdo a la misma visión, la compañía proyecta un total de 200 millones de dispositivos conectados la red, adecuando la cifra a los índices de crecimiento y desarrollo del país.

Esta visión del mercado, que implica proyecciones hacia nuevas formas y modelos de negocios, fue presentada por Eduardo Griffa, Customer Principal de la Región Sur de Ericsson en Latinoamérica, durante la realización de Futurecom Chile 2010, la primera versión en habla hispana del encuentro de telecomunicaciones más grande de Latinoamérica, este miércoles 30 de junio.

Griffa explica que en los últimos años sólo se ha visto el comienzo de los beneficios que la banda ancha y sobre todo la banda ancha móvil pueden aportar a la sociedad. “De aquí a una década, todo dispositivo y cada situación que se beneficie de una conexión gozarán de una: los pacientes se podrán conectar a distancia con los hospitales; los trabajadores de rescate enviarán videos en vivo de las zonas de desastres para una respuesta eficaz y los artefactos de nuestra casa también estarán conectados a la red”, ejemplificó.

 “El uso de banda ancha móvil está creciendo rápidamente, impulsada por los consumidores equipados con teléfonos inteligentes, computadores portátiles conectados y recientemente, también los televisores conectados. Con la combinación de nuestro liderazgo en tecnología y capacidad en la prestación de servicios, estamos trabajando en conjunto con la industria para crear un ecosistema y brindar el soporte necesario a nuestros clientes en la creación de redes que manejen este creciente tráfico de datos, a la vez que proporcionen a los consumidores la mejor experiencia posible”.

Ya hemos visto cómo en 10 años la tecnología nos puede ofrecer sorprendentes y drásticos cambios. Por ejemplo, en el año 2000, antes de Facebook y Twitter, sólo 360 millones de personas estaban en línea. Hoy una cuarta parte de la población mundial, o alrededor de 1,7 mil millones, tiene acceso a Internet. Facebook tiene más de 400 millones de miembros y los usuarios de Twitter generan alrededor de 50 millones de "tweets" por día.

Los  teléfonos móviles siempre han estado conectados por definición y casi todos los computadores están conectados hoy en día, otros dispositivos electrónicos de consumo obtienen conectividad a través de módulos incorporados, aportando más valor al usuario. Un GPS para automóvil conectado, por ejemplo, puede entregar información sobre los precios de combustible de las estaciones cercanas o la situación actual del tráfico en su ruta.

Otras áreas emergentes son el hogar conectado que están incorporando alarmas de seguridad, cámaras remotas, sistemas de vigilancia y climatización o los centros online de entretenimiento en los autos.
Un dispositivo puede ser cualquier cosa, desde un marco de foto, un eReader conectados, un auto conectado o el casco de un bombero. Sólo la imaginación pone los límites a los beneficios de conectar cualquier aparato. Y precisamente, poder conectar cualquier dispositivo junto con las comunicaciones de banda ancha son dos factores claves en el camino hacia los 50 mil millones de dispositivos conectados.

Griffa explica que “Las redes 3G/HSPA y 4G/LTE permitirán la conexión de los 50 mil millones de dispositivos y el continuo crecimiento del tráfico y el desarrollo de las comunicaciones “Máquina a Máquina” (M2M – “Machine to Machine”) y la comunicación “Persona-a-Máquina” determinarán el futuro de la industria de las TICs y en la sociedad, a su vez, el cambio tal como lo conocemos.”

La mayoría de estos aparatos estará conectada a través de tecnología móvil, debido a que ofrece conectividad, ubicuidad, seguridad y una fácil administración. Los sistemas móviles también tienen el beneficio de ser globales, también en términos de estándares y roaming. Además, con el crecimiento de los volúmenes, los precios bajarán y aumentará la viabilidad económica de conectar más y más aparatos. El uso de la tecnología e infraestructura móvil ya existente reduce los costos de despliegue y mantención.

Además, las redes móviles ofrecen una cobertura de área amplia, y la alta disponibilidad de las redes celulares en todo el mundo asegura una introducción rápida de este tipo de servicios.