NetUno presenta resultados de sus acciones de impacto social

Patricia Valladares, consultora jurídica de la empresa, hizo un amplia presentación, incluyendo un video producido por NetUno bajo la dirección de Marisela Zavala, gerente general de Inserción Publicitaria de la empresa. Este material audiovisual, con numerosos testimonios de los usuarios de las zonas populares y del talento humano de la empresa, dejó muy clara la postura de NetUno en relación al trabajo de impacto social: Un buen negocio es una comunidad con un propósito. “Y ese propósito siempre ha sido nuestra visión como empresa de telecomunicaciones: comunicar a la gente con soluciones excepcionales que mejoren su vida”, enfatizó Valladares.
 
Según explicó, NetUno ha basado su trabajo de impacto social en tres aspectos fundamentales: las comunidades, la gente de NetUno y el apoyo a la cultura, deporte y ambiente.
 
“Desde 2005, NetUno ha estado persiguiendo una visión, más que una meta financiera, con el fin de ofrecer nuestros servicios de televisión por cable en sectores populares de difícil acceso”, dijo Valladares. “Para lograr nuestro objetivo en esta área, nos hemos apoyado en alianzas de negocios.”
 
El modelo de aliados de negocios consiste en la distribución de los canales generados en cualquiera de las cabeceras de NetUno, a través de redes en zonas operadas por un aliado bajo los estandares de calidad definidos por NetUno. En la actualidad, NetUno presta servicios bajo este esquema en Caracas (Petare, Caucaguita,  Turumo, Mariche, Sarría, El Valle, Coche, Jardines del Valle), Guatire (Araira, El Rodeo), San Cristóbal (San Josecito y Santa Ana)  y en Barquisimeto (sector Ruiz Pineda y Obelisco).
 
Según los voceros de NetUno, la llegada de la empresa a comunidades de difícil acceso representó un reto desde varios puntos de vista, empezando por  romper el paradigma de invertir en una red, con el costo que esto conlleva, generar un retorno mínimo de la inversión con una tarifa solidaria, en sectores de bajos ingresos y geográficamente complicados.
 
Adicionalmente se tuvo que conseguir al personal en la zona que no necesariamente lo supiera todo, pero estuviese dispuesto a aprender, poner oficinas para atender las solicitudes de los nuevos clientes y sus reclamos en sedes en su  misma localidad y distribuir las facturas. Este último paso no es tan fácil como pudiera parecer, tomando en cuenta la informalidad de las direcciones en muchas zonas populares, como por ejemplo ésta en Petare: Urbanización Petare, Carpintero, callejón Miralejos, casa sin número, última casa arriba Ferretería.
 
Valladares recalcó que a pesar de todas estas dificultades, las zonas populares -que no sólo presentan una necesidad creciente de diversos tipos de servicios, sino también de entretenimiento sano, información completa, diversidad cultural y educación, especialmente para los niños y jóvenes- deben ser atendidas.
 
“Cultura y educación son dos palabras claves que motorizan el cambio. Sabemos que la televisión por cable nos da una visión más amplia del mundo, un mundo del cual ninguna sociedad quiere estar aislada”, recalcó la vocera de NetUno. “Canales como NatGeo y Discovery son ese atlas que muchas veces no podemos tener en forma de libro en nuestros hogares o en una enciclopedia virtua. El cable es esa cancha que hace falta o el complemento de la que ya existe, y ese buen amigo que mantiene a nuestros hijos en casa.”
 
El impacto social de la llegada de la televisión por cable también se manifiesta en la transferencia de conocimiento, cuando NetUno entrena a los técnicos que desarrollan y le dan mantenimiento a la red y al personal de servicio al cliente que pertenece a las mismas comunidades en las cuales se brindan los servicios.
 
Puertas adentro, NetUno ha causado un impacto altamente positivo en sus 800 empleados en todo el país.  “Somos una empresa que ha crecido a la par de nuestro talento humano.” Formación, oportunidades de promoción y crecimiento, aunados a la estabilidad en el trabajo, mediante políticas que mantienen los empleos, así lo indican. “Esa estabilidad y consecuencia con el personal permite que todos los empleados de NetUno hayan podido crecer y formar familias sanas, educadas, convertidas hoy en motores para el desarrollo del país”, explicó Valladares.
 
A esta labor de NetUno hay que sumar su compromiso con el deporte, la cultura y el ambiente, a través del apoyo a distintas escuelas, instituciones y agrupaciones deportivas.
 
“En NetUno, la dedicada y entusiasta labor del talento humano nos impulsa a seguir creyendo en iniciativas que dejan huellas en las comunidades y brindan una mejor calidad de vida para todos, en especial para nuestros hijos. Es así como cumplimos nuestra misión”, acotó la vocera de la empresa.
 
El video sobre la labor de NetUno en las comunidades está disponible en YouTube
http://www.youtube.com/watch?v=459gIkuYBRw